Lifelong learning, la educación permanente

0
1260

El cambio en la sociedad es inevitable ante los ojos de todos, adaptarse a las nuevas formas de vida, a los nuevos hábitos laborales y a estos nuevos ritmos ha sido un reto de 360 grados (en muchos casos). En ese sentido, se resalta el valor del lifelong learning como la búsqueda continuada, voluntaria y motivada de conocimientos de cualquier tipo, ya sean personales o profesionales. Es decir, lifelong learning hace referencia a la capacidad de aprender durante toda la vida, ajustando los conocimientos y habilidades a las necesidades coyunturales porque el cambio es constante, o formas parte de esa rueda o te quedas atrás (Castela, 2021).

En esa línea, se destierra la creencia de que una vez finalizada la vida universitaria se puede olvidar de estudiar para siempre o, lo que se estudiaba en la universidad era el conocimiento que sustentaba toda la vida, la necesidad de actualizarse era relativa. Pues, esto ha sido una verdad casi absoluta en otras décadas. Ciertamente, los tiempos han cambiado, en palabras de Tofler “los analfabetos del siglo XXI no serán quienes no sepan leer o escribir, sino los que no sean capaces de aprender, desaprender y reaprender. Entonces, la etapa educativa no finaliza con la universidad. Más bien, desde ese momento se impone un modelo que empuja a continuar con el aprendizaje, rompiendo el esquema de: estudio algo, me formo en eso y trabajo en eso.

La experiencia de aprendizaje nunca tiene un fin. Por ello, se debe contar con la actitud de aprender cada día. En realidad, no dejar de aprender nunca para generar una trayectoria de aprendizaje (Castillo, 2021) a lo largo de la vida.

Por su parte, los establecimientos educativos deben rediseñar, adaptar sus planes de estudio y/o reciclar sus programas académicos a manera de responder a las habilidades de los estudiantes y la demanda de competencias en el actual y futuro campo laboral. Y, las empresas deben educar a sus empleados para que ellos mismos vean la importancia de mantenerse al día y reinventarse periódicamente. La realidad actual y el futuro demandan que los empleados estén al día de las nuevas herramientas y técnicas que mejoren su espacio de trabajo.

Sin duda, la formación para la vida o la formación continua es importante para actualizar los conocimientos en las distintas áreas que sean necesarios; además, permite el crecimiento profesional- académico y mantener una parte atractiva dentro del mercado laboral a sabiendas que, la actualidad exige reinventarse continuamente para tener el mejor perfil profesional posible. Por tanto, la capacidad de aprendizaje es la clave para no quedarse sin trabajo. Hasta el momento, gracias a la tecnología, los MOOC (Massive Open Online Course) han resultado excelentes para actualizarse y educarse de forma permanente, entre los más demandados: Machine Learning, Programming, The Data Scientist’s Toolbox y Algorithms.