Estoy habitada por seres…

Estoy habitada por seres de maíz y de arcilla

por hombres de lanzas y pies nómadas,

por mujeres de Violeta y hombres de puño y grito;

habitada por espuma salada y esquimales inviernos

por palmeras reacias al viento

por truncados sabores de infancia

por rostros sin nombre

por dolor en las huellas

por               en el alma

habitada

por ausencias

siempre.

La lluvia limpia

La lluvia limpia

el último residuo

que tercamente

se empeñaba

en seguir adherido

a mis cristales.

Ahora,

la claridad.

me deja ciega

de recuerdos.

Tan sólo…

Te propongo habitar
en una de las parcelas
de tu corazón,
no por meses, ni por años,
tan sólo por escasos días,
(si quieres, horas).

Puedes alquilarme una o dos,
no sé en cuánto espacio
cabrán las caricias
que urgen de ti.

Tan sólo permite habitar en
una que yace
agrietada de la vida
y que urge de mí.


Tan sólo, permítelo.

Homenaje

Mis ojos desnudos
rinden homenaje
al silencio que remueve la nostalgia
de guerras tribales
de copas vacías
de sábanas imaginarias
de prólogos sin acuerdos,
en la nada,
en el vacío.

Reflexión



Ahora que yaces a mi lado
que acaricio los dibujos de tu espalda
y mis ojos juegan con tu risa;
Ahora que miro el horizonte,
que mi sello guarda
cruzadas y huracanes;
Ahora que el Sol se pierde entre
las palmeras y los bosques
del abuelo;
Ahora sé,
que la quimera no me pertenece,
que el invierno transparente
llegó para quedarse
y que mi alma cansada

busca tu regazo palpitante.

(Tomado de la Antología de poetas bolivianos contemporáneos, edición de Homero Carvalho Oliva, publicada en Madrid, España, por la Editorial Amargord en el año 2017. Una selección que cumple el propósito de difundir la poesía boliviana en el exterior).

Silvia Rózsa Flores es periodista de profesión, con diplomado en Mercadotecnia Estratégica, postgrado en Escritura Creativa y cursos varios en museología y crítica de arte. Fue encargada del Museo de Arte Contemporáneo de la ciudad de Santa Cruz. En la actualidad trabaja como gestora cultural independiente. Tiene publicado tres poemarios: Destellos, Ritual de Tempestades (en coautoría con Elías Serrano) y Tocarte con el Otoño. Algunos de sus poemas figuran en antologías de este género. Fue acreedora de una primera mención en el concurso de la Cámara Departamental del Libro de Santa Cruz, Bolivia (2007) por su poemario inédito Intentos y un primer premio compartido en un concurso de poesía en Argentina. Ha escrito y publicado tres cuentos infantiles: Anita en el Museo, Anita y la ciudad de los anillos y La gata del Museo (este último con mención en el Concurso de Noveles Escritores del Gobierno Municipal de Santa Cruz, Bolivia, 2015).