La triple alianza

0
1120

Y no me refiero a la cruenta guerra que enfrento al Paraguay con Argentina, Brasil y Uruguay. Me refiero a la alianza espuria que, con el fin de defenestrar al único candidato con posibilidades reales de destronar al sátrapa de Orinoca, se ha conformado entre el gonismo, la oligarquía agroindustrial cruceña, representada por el candidato Ortiz y el partido de gobierno, que no es un partido político, sino una organización criminal. Esta alianza entre los otrora y los actuales “vendepatrias” (uso la palabreja para que me entiendan los “hermanos”, si es que alguno me lee) es más que evidente.

El gonismo y sus ocasionales aliados, jamás le perdonaron a Carlos Mesa el haberse desmarcado del gobierno en los aciagos días de octubre del 2003. Fue una postura ética que, jamás entenderán aquellos y los actuales perros del poder, dadas las circunstancias se imponía. Sin duda el momento más difícil de nuestra reciente historia democrática. Con un gobierno asediado, en el congreso y en las calles, fue muy difícil preservar el orden constitucional, pero se hizo. Hoy algunos han olvidado, o prefieren no recordar aquellos días de furia, cuando a dos cuadras de la plaza de armas de la ciudad de Sucre retumbaban los dinamitazos, más la convicción democrática de Carlos Mesa, Hormando Vaca Diez y otros, impidieron un baño de sangre

“Business are business” dicen los gringos, y a eso se reduce la ideología de algún empresariado agroindustrial y financiero cruceño. No conocen ni a su madre cuando de negocios se trata. Esta clase parasitaria siempre ha vivido pegada a las ubres del estado, es comprensible que no quieran soltar la mamadera. Nunca antes han ganado tanta plata como ahora (Evo Morales dixit). Rubén Costas, el candidato Ortiz y las logias a las cuales obedecen, son los que traicionaron la autonomía cruceña, y ahora pretenden traicionar la democracia boliviana, sirviendo de tontos útiles al régimen mas corrupto que ha conocido este país.

Evo Morales y el MAS, la tercera pata y la que maneja los hilos de esta tenebrosa alianza. Que se pude decir que no se haya dicho ya sobre estos nefastos personajes. Decir que han destruido la incipiente institucionalidad democrática del estado, tan trabajosamente construida por distintos gobiernos; que han prostituido a las organizaciones sociales; que han creado un estado paquidérmico, ineficiente y corrupto; que se han farreado la mayor bonanza económica que ha conocido la nación; que son unos impostores, mentirosos y mañudos, etc., etc. Seria redundar en temas que ya todo el mundo conoce.

Así que estimado conciudadano, si usted va a votar en estas próximas elecciones, lo invito a votar con el hígado. Ya que apelar a la razón es bien sabido que no funciona en estos casos. Lo invito a indignarse, a embroncarse, a recordar la repugnancia que le ocasiona ver tanta mentira, tanta impostura, arrogancia y soberbia en los que ahora nos gobiernan. Es tiempo de salir de la cloaca en la que nos han metido Evo Morales y el MAS