Maurizio Bagatin

“O mytho é o nada que é tudo” – Fernando Pessoa –

La realidad no es la verdad. Hay siempre una rebelión en nuestro ser, a veces la razón hecha voluntad, otras, la necesidad hecha oportunidades, el vivo vive del sonso y el sonso de su trabajo, oímos decir en la jerga popular, más profundamente es siempre el pobre lo que da una moneda al rico, nunca lo contrario. Y llegó el mes de junio, calendario que se respete, mes del sol y de la libertad, meras interpretaciones y mitos, el sol de un imperio y la señorita que nadie ya respeta, luz y vivencia, pureza y espacio.

“Tonda quel tanto che mi dà tormento,/la tua coscia distacca di sull’altra…/dilati la tua furia un’acre notte!”Giunone de Giuseppe Ungaretti-

Eran campos de amapolas y el maíz aún verde, correr y escapar, escapar corriendo, nadie sabía adonde, nadie sabía el porqué, lo importante era la fuga, en compañía era mejor, filtrando en funambulescas trayectorias, laberintos de alfalfa y viñedos, heno ya revolcado y gritos pacíficos de los campesinos sonrientes en su sudor; junio era así, vital y rebelde, escuelas al olvido y días sin pausas, días sin final.   

“La sociedad solo puede existir sobre ciertas bases de corteses mentiras y con la condición de que nadie diga exactamente lo que piensan” – Yutang Lin –

Y habrá eclipse en estos días, algunos, a reflejos de lo que es hoy la humanidad, la verán más de cerca, otros, estarán en la resistencia, en el amor y en la poesía, en el agroecología, me sugiere el Poeta, mi amigo Laercio Meirelles, denunciando las injusticias de nuestra especie, gritando a toda voz lo que la tierra pide, escuchando y mirando, esperando y viviendo, así simplemente para que otros también lo puedan hacer.

“A excepción de los perseguidos por la mala suerte y los que nacieron con la camisa, toda la humanidad vive igualmente mal pero habita en pisos diferentes” – Grafiti anónimo en un condominio de 26 pisos –

Quien nace pobre morirá casi seguramente en la misma pobreza, quien nace rico tiene serias probabilidades de morir rico, sin desviación a las normas nunca cambiará al hombre en su aventura.

Foto: “Yo meneando la polenta en Bergamo”, octubre 2013