Personal branding en redes sociales

0
584

Todos los seres humanos, independientemente de la cultura y el lugar donde se viva, tenemos el sentido visual muy desarrollado; de allí la frase que dice “todo entra por la vista” (Colombo, 2021). En ese entendido, se toma el tema de personal branding, ésta consiste en identificar y comunicar hacia el exterior— las características que te hacen sobre salir, ser relevante, diferente y visible en un entorno homogéneo, competitivo y cambiante (Pérez, 2018). Pero, ser una persona relevante no es porque tú lo digas, sino porque lo demuestras con tu forma de ser, con tu trabajo y con tu actitud. Por ello, “marca personal supone tres verbos imprescindibles: ser, hacer y parecer” (Vico, 2018).

A nivel mundial, las personas navegan, al menos, siete horas diarias en internet. En ese contexto, las redes sociales (RRSS) son los canales que mayor popularidad han venido ganando, cuentan con una penetración de 67%. Por lo menos, 5 millones de personas son impactadas en el día a día por las redes sociales; por ello, éstas estas brindan el canal contemporáneo perfecto para impulsar tu personal branding en plataformas como Facebook, Linkedln, Instagram, YouTube y otras, siendo Facebook la más popular (Platzi.com). Por consiguiente, necesitas tener una mentalidad 5.0 para optimizar la forma en la que otras personas te conozcan a través de Internet.

Entonces, el personal branding no es crear, sino mejorar el ser que eres para marcar, transformar y trascender como quieres, puedes y debes (Estrada, 2017).

Puedes tener cuentas en distintas redes sociales, si no te interesa alguna, no importa, pero alguien te va a encontrar por ahí, y si no le prestas atención a alguna de tus cuentas, es quién tú eres.  En esa línea, es muy probable que tus empleados, tus jefes, un posible cliente o cualquier persona que quiera saber de ti consulte alguno de tus perfiles digitales. Por ejemplo, lo que tú publicas o el like que das lo verán todos tus contactos; entonces, tienes que ser buena persona en todas tus redes sociales, porque tú no controlas por dónde las personas te conocen; pero, por cualquier lugar donde te conozcan te van a juzgar. Por ello, tu presencia digital es quién eres tú para muchas personas.

En este siglo, tu presencia digital te define como persona, por ello, es importante manejar bien la presencia digital, compartiendo lo mejor de ti.

Por un lado, una estética atractiva que sea uniforme y contundente es vital para una buena gestión de marca personal. Es decir, enviar el mismo mensaje, con los mismos valores en todas las redes sociales. Es esencial tener el mismo nombre, foto de perfil, colores, tipografía para todas tus RRSS que definan tu marca personal. Por ejemplo, la foto de perfil se vuelve un vínculo humano muy poderoso entre la persona que eres y los mensajes que das, es tu logotipo; por tanto, el cambio constante de tu avatar puede afectar el impacto de tu marca personal.

Por otro lado, si agregas a cualquier persona sin importa si lo conoces o no en Facebook, es una pésima práctica, no se recomienda para tu marca personal. Es decir, no tengas una cuenta personal de Facebook con gente que no conozcas, es mejor tener una página (cuenta profesional). De hecho, si eres una persona con más de mil contactos, Facebook te pide crear una página.

En concreto, la m definitiva, marca personal es la suma de nuestros valores y de cómo somos valorados por el entorno digital (para este caso), es el impacto de la huella que dejamos en el camino de nuestra vida personal y profesional, es invertir en nosotros.