Orate y pederasta. Evaristo Morales y los jóvenes

0
367

Claudio Ferrufino Coqueugniot

«Algunos jóvenes, por platita y por notita (están) movilizados, engañados». Tú eres el único, cabrón, que hace todo por plata. Prostituto, vendes las nalgas a quien te las paga mejor y abusas por delante de tu posición y tu poder. Demandas núbiles, vírgenes. Las comunidades tienen que proveerte de menores de edad porque eres el tirano, el rey. Las haces parir y te olvidas. Tus lacayos te entregan a sus hijas y nietas a la manera de Rafael Leónidas Trujillo. Aquel era el Chivo y tú el Chivito.

A aquel lo reventaron. A Tacho Somoza lo acabó un poeta. Y a Tachito una bazooka. Cierto que el barbón de Cuba murió sin castigo. Pero en sus últimos años era un pobre viejo loco. Tú ya estás loco, orate, te creíste todo lo que te hicieron creer los estúpidos gringos oenegenistas. Eras el mesías, la luz de los pobres. Ninguno de esos europeos tontos te aguantaría un día en el gobierno de sus países. Poco cuesta experimentar con los “inditos”, y escribir huevadas sobre una revolución social que no existe.

Álvaro García Linera camina con fama de sabio. Si es un cojudo, como decía mi padre, recontracojudo, fabricado de retazos mal aprendidos y de una pose marica que supuestamente lo hace elegante. ¿Poeta? Dios mío. “Mi zapatito me ajusta, mi mediecita me hace calor, la vecinita del frente me tiene loco de amor”, “algodones, algodones, tengo chicas a montones”. El Lorca de los Andes. Tarado. Esos versitos no son suyos, los que acabo de poner, sino que los suyos son peores y no quise ser tan drástico.

Los jóvenes protestan. ¿Quién si no? Evo Morales Ayma les arrebata el futuro y ellos tienen razón en bajarlo del poder, arrastrarlo por las calles. ¿Qué piensa el imbécil, que es inmortal? Derecho no tiene para hablar de los que hacen justamente lo que él no: estudiar y trabajar. Repican este su comentario retardado otros Camisas Azules, fascistas de poca monta pero rabiosos, y se lanzan en contra del deseo mayoritario de los jóvenes por un mundo mejor. Pues quizá no, pero si se aguanta un poco el orate tendrá que irse a compartir lecho con el chofer Nicolás Maduro.

¿Dejarán a Linerita al medio? En asuntos nefandos no me meto y que se traguen lo que tengan que tragar.  A algunos les gusta el choclo, a otros la mazorca. Lo dicho, el entredicho es suyo y la entrepierna también. Pero que deje ya de joder y escape con sus millones. Insoportable resistirlo cuando se pone a rebuznar con su gruesa piel de asno y su peinado de cacto desértico. Pesadilla mayor de un país cargado de pesadillas, donde ninguno de los que gobernaron se salva.

De mí no esperen elogios al amo como los que opinó Rafael Puente deseando ser probo e inteligente. Evo Morales jamás fue bueno, y ya llegaba al poder cargado de sangre. Hay que ser claros, no tuvimos un gobierno de indios. Se quiso volcar la tortilla y afianzar las brechas aún más. Las pantallas no son el fondo. Uno no es el jefe Caballo Loco porque ande a pecho descubierto y cuelgue trenzas. Por cierto, Evaristo no es Caballo Loco. Lacayo del capitalismo salvaje, millonario, abusador, ratero. No existe un minuto de su vida, señor Puente, que merezca elogios. Yo nunca fui parte suya. Escribí en su momento que por qué no darle la oportunidad, a sabiendas de lo que se venía y fue todo. Y no es que unos se hayan hecho al lado del déspota porque los iluminó la inteligencia o la ilustración.

Fueron abandonados por él como abandona a las parturientas que desfloró. Se cree único, se lo hacen creer el niñito bien y el aiquileño. Correrán a la primera de cambio hasta dejarlo solo.
Si llegó el momento, todavía no estoy seguro, pero creo que la balanza se inclina; ya se inclinó. Aunque se quedara, ya sería parcial, temporal. Los dados se han echado. Bolivia no es Cuba ni Venezuela, Bolivia es insurreccional. Y Bolivia, si ven videos de las marchas, tiene mujeres con huevos como pelotas. Si se enfrentaron al arequipeño, Goyeneche, por qué no habrían de enfrentar a un mísero violador enloquecido.

Deja a los jóvenes en paz, imbécil, que son lo que tú nunca serás. Buscón, bufón.