Emilia Baigorria - Escritora argentina, 
profesora en Letras, investigadora independiente
 En una charla a jóvenes poetas les dije que 
todo aquel que hace poesía debe leer a Homero Carvalho Oliva 
EB

El escritor, cuyo nombre completo es Homero Antonio Carvalho Oliva, nació el 24 de junio de 1957 en Santa Ana del Yacuma, tierra del Beni en Bolivia, contando en la actualidad con 65 años. Es considerado un orfebre de la palabra por la finura que imprime aun en temas ásperos.

Se destaca este poeta y escritor por su amor a su tierra y la fuerza que ha dado al movimiento poético del este boliviano aunándolos en búsquedas comunes. Su obra narrativa ha sido traducida a diferentes idiomas y sus cuentos en especial han traspasado la frontera integrando diversas Antologías. En cuentos escribió, entre otros, El rey ilusión, Biografía de un otoño, Seres de palabras, Ajustes de cuentos, Territorios invadidos. La poesía sabe también de su palabra, Los reinos dorados, Donde la nieve y los ríos son míticos.

Homero Carvalho Oliva ha recibido innumerables premios. Su novela Memoria de los espejos recibió  el Premio Nacional de Novela de Santa Cruz y ha sido considerada una de las mejores de la década de los `90.  En cuento el Premio Único Latinoamericano en México 1981. También en cuento el Premio Latin American Writer’s Institute New York 1989. Su novela La maquinaria de los secretos incursiona en pasajes dramáticos siendo ganadora del Premio Nacional de Novela 2008.  Otras novelas, todas de alta calidad literaria son El espíritu de las cosas, El tesoro de las guerras, El árbol de los recuerdos, La conspiración de los viejos, Santo Vituperio y más. 

Entre sus libros de poemas están Las puertas, El cazador de sueños, Inventario nocturno (Premio Nacional de Poesía 2012), Poesía Amazónica de Bolivia y la inmensa obra épica Los Reinos Dorados en la que refiere mitos y leyendas de los pueblos de la amazonia boliviana y la desaparición de las civilizaciones de Moxos.

Los Reinos Dorados son un canto que nace desde las entrañas mismas de los nacidos y habitantes de esa tierra esperando las bendiciones que por su estirpe merece.

La naturaleza es fundamental en su relación con el ser, es una simbiosis real y poética entre ambas. Revelan la épica del origen, de la comunión de vida, del entendimiento en la expresión de cada pueblo que, aún de distintos lugares, tenía un mismo techo común y significativo al momento del habla.

En los Reinos Dorados
los hombres y la selva éramos uno.
En los Reinos Dorados
nacíamos con el don del entendimiento 
cada nación hablaba su propia lengua 
pero todos sabíamos que cuando 
alguien decía Amarumayu 
se refería al Río de las Serpientes.
… 
De vez en cuando 
llegaba el viento del sur 
recordándonos que no muy lejos 
de nuestros límites estaba el frío.
Mi padre habla nuevamente 
para recordar que los Reinos Dorados 
limitan con todos los reinos 
 y su capital no estaba en ninguna parte. 
Nosotros lo sabemos 
pero jamás lo diremos 
me dice sonriendo y se sirve 
un sorbo de refresco de achachairú 
luego toma un puñado de almendras 
y las va masticando sin prisa una a una. 
…
Y el mundo sigue naciendo 
en los territorios de los Reinos Dorados 
en los bosques, sabanas, ríos y arroyos 
germinan nuevas orquídeas, libélulas azules 
etores escarlata, bejucos lluvia de fuego. 
En los territorios
de los Reinos Dorados
el mundo sigue naciendo 
sin pasado que nos gobierne 
ni tristeza que nos condene 
el mundo es hoy y nosotros 
los amantes de este nuevo tiempo.
Nos dejaron sus palabras 
y su sangre que como los ríos 
se unen en alguna parte y 

van a un solo destino.

…

Los hombres bestias
se transformaban en fieras
y en las afueras del pueblo
descansaban después de la cacería
mientras que las bestias
transformadas en hombres
yacían junto a las doncellas del pueblo.
En los Reinos Dorados
los hombres y la selva éramos uno.
…
el cielo mismo
el cielo donde habitamos
y el cielo de la tierra

…
Todos los ríos conducen
a los Reinos Dorados

El Agua 
          el río 
                 la lluvia.

En Los Reinos Dorados está el origen humano y también la fuerte presencia de la naturaleza como generadora de vida y felicidad. Los Reinos Dorados son el centro en el cual convergen los ríos. Acercarnos a la obra de este insigne autor es ingresar a un universo donde la belleza de la expresión llega al nivel más elevado que pueda ofrecer la imaginación. La propuesta del acercamiento a su obra queda formulada. Simplemente comparto la felicidad de leer a un autor como Homero Carvalho Oliva.