Una promoción que premia a mamá con un crucero por el Caribe

0
2235

‘Mamá se va de crucero’ es el nombre de la campaña iniciada por Campos de Solana para agasajar a la jefa del hogar en el Mes de las Madres, con un viaje inolvidable a bordo de un crucero por el Caribe, que partirá desde Cartagena, el cual incluye en su itinerario un día dedicado exclusivo para irse de compras por Panamá. La promoción está vigente para las personas que habitan en el eje troncal del país y en las ciudades de Tarija, Trinidad, Sucre, Potosí y Oruro.

Para participar de esta promoción, solo es necesario comprar el pack Día de la Madre de Campos de Solana que contiene una botella del vino Riesling y otra de la variedad Rosé. Al interior también se encuentra una tarjeta con un código promocional con el que la participante puede registrarse en la web www.mamasevadecrucero.com para formar parte de este concurso.

“Hemos denominado a esta campaña como la madre de todas las promos, porque la persona afortunada tendrá la oportunidad de vivir una experiencia única e inolvidable en compañía de alguien especial”, explicó Demián Solares, director Nacional de Marketing de Campos de Solana.

Quienes deseen participar de esta promoción que inició el 2 de mayo, pueden suscribirse al sitio web del concurso hasta el 16 de junio. El sorteo para conocer a la madre afortunada se realizará el 19 de junio, en presencia de una notaria de fe pública.

Los vinos Rosé y Riesling pertenecen a la línea varietal de Campos de Solana. El primero se caracteriza por su tonalidad rosada brillante. Tiene un atractivo aroma floral y frutal donde se destacan los cítricos y las frambuesas. El Riesling posee un tono amarillo pajizo y un aroma intenso a frutas tropicales. En el paladar se siente fresco y equilibrado.

Acerca de Campos de Solana

Campos de Solana es líder nacional y un gran referente a nivel internacional, porque cuenta con la mayor cantidad de medallas en Bolivia. La bodega nació en el año 2000, con la visión de producir los vinos más refinados del valle de Tarija, combinando vanguardia con tradición vitivinícola familiar, tanto a nivel de sus recursos humanos como en tecnología. Los viñedos están situados a más de 1.850 m.s.n.m. en el cálido clima del valle, donde el aire puro y la luz intensa producen condiciones idóneas para cultivar la uva y crear vinos de tan calidad como el Trivarietal Reserva, que fue incluido entre los “Mejores Vinos del Año” en 2014.