Una por otra

0
506

El TSE ya se chingó la candidatura de Evo Morales pero tranquilas, locas, que tiene reemplazo. Se llama Jeani y es presidente, pero de cariño le decimos Evita por sus profundos parecidos, que no físicos -valgame dios- pero si morales, sin mayúscula. Veamos:

Evito y Evita aman su sillita de tal suerte que ambos no tienen empacho en creer que es natural ser candidato y presi a la vez, lo que permite que Evita -al igual que Evito- utilice recursos del Estado para hacer campaña, haga proselitismo en entrega de obras y prometa cosas a cambio del voto. Leed los periódicos de ayer si no os lo creeis, suspicaces gilipollas.

Evito y Evita se rodearon de perfectas amebas con pinta de personas que son una verdadera máquina de corrupción como ser -en el caso de este Gobierno que ni un año tiene- los escándalos de Entel, del Ministerio de Culturas y ahora del Ministerio de Educación. Y lo que saldrá todavía hasta Mayo, asusta el parecido.

Evito y Evita convirtieron su instrumento político en un contenedor de detritus al cuotearse cargos y dar paso a candidaturas subnormales y resguardarse las espaldas con grupos de choque nivel motoqueros. Hay que ver el orgullo de la oronda reina de la Resistencia en proclamar a Evita después de filtrear en vano con el de mandíbulas bamboleantes. Me recuerda a los tirasacos oportunistas que le ataban los zapatos a Evito. Evito y Evita son felices con tales reptiles.

Evito y Evita tienen la misma visión de un estado extractivista pues ambos ya otorgaron beneficios de ley a los explotadores, chaqueadores e invasores de tierras protegidas, de naturaleza viva y, por si fuera poco, este Gobierno ya anunció que le meterá al fracking sin asco. Ecocidas, ambos, nuestros Evis. Así que Evolovers, no sufran porque a su patrón Manco Capac lo ralearon, ya tienen a su Mama Ocllu igualita pero en blonda cabellera. Una por otra.