¿Una mujer al frente de Nor Corea?

0
1066


Jorge Lizárraga Torrico- abogado Doctorando en Derecho URJC

Sin duda una de las noticias que a nivel internacional no solo conmociona sino que también desprende ciertas interrogantes es la posible muerte del mandatario nor coreano Kim Jong Un; independientemente de comenzar a especular sobre el devenir del país frente a su pueblo y frente a la comunidad internacional, lo que hoy sacude y genera muchas más especulaciones es quien sucederá al líder nor coreano de confirmarse lo que incluso medios asiáticos confirman , lo cual generaría sin duda un cambio radical de 180 grados al frente de dicho país comunista.

Poniéndonos en el escenario que sea cierta la información señalada, nadie conoce o muy pocos saben cuál es la descendencia del mandatario Kim Jong Un, unos hablan de 2 o 3 hijos, pero ninguno de ellos en edad de hacerse cargo al frente no solo del partido único sino del País en general, lo cual indica que quien asumiría el cargo es la hermana menor Kim Yo Jung.
Acá empiezan las especulaciones de quien es, que hizo, y que hará si se pusiera al frente del Gobierno, primera mujer en ese país como primera no dama, pero si como jefe de Estado.
Desde mi punto de vista, esto puede significar entre otras cosas poner en relieve dos escenarios muy interesantes y posibles:
• El primero que se confirme no solo que los Estados sino los países retrógrados o machistas imposibiliten su gobierno y en un poco tiempo generen caos político incluso internacional por el hecho de que concebir a una mujer al frente de un país como nor corea significaría una oportunidad para muchos, pero no para una mujer; o,
• La segunda que se demuestre como las lideres mujeres de este siglo principalmente pueden hacer frente a esas inconsistencias de creencia machista y por el contrario se cuente con una mujer altamente poderosa en todos los niveles y a esfera mundial y con ello se reinicien no solo negociaciones de apertura con este país sino quien sabe cambios inesperados que al final repercutan en beneficios de los intereses de ese pueblo.
Es claro señalar que, durante la historia, exceptuando lideres monárquicos femeninos, y todo cuanto se tiene en tiempos remotos incluso de faraones egipcias y lideres a ese nivel, los Estados han estado gobernados por varones y en una muy pequeña proporción de la torta esta ha sido puesta a disposición de las mujeres.

Recordemos también que durante el siglo pasado se dieron ciertos vuelcos de cambio de poder en género y la primera experiencia de este tipo de casos se dio en África allá por 1960 cuando fue electa presidenta de gobierno o primera ministra la líder Sirivamo Banderanaike en sri Lanka y la primera mujer presidenta del Estado, aunque por sucesión, la tuvimos en nuestro continente con Eva Perón, tras la muerte de su esposo el ex mandatario Domingo Perón, pero al final sucesión o no presidenta de Estado.

Sin embargo, tampoco podemos desconocer que a lo largo de la historia y principalmente en el siglo XX y pasada la 2da guerra mundial se gestaron entre otros cambios de sociedades justamente que mujeres se hicieran cargo de naciones como los casos señalados, pero también con mujeres que de una u otra manera marcaron un antes y un después de lo que hoy se consideraría las decisiones de Estado.

En una lista de mujeres que marcaron cierto interés se encuentran Indira Gahdhi, Golda Meir, Margaret Tacher o Gro Harlem Brudarland esta última no solo una vez electa sino en 3 ocasiones como presidenta de Noruega; y así países principalmente escandinavos tuvieron diríamos ese privilegio que mujeres representaran a sus sociedades que hoy por hoy muchos hablan de sociedades de avanzada, y con profundas políticas sociales, sin olvidar o dejar de destacar a la actual Primera ministra de Alemania la canciller Angela Merkel.

Ya en nuestro continente además de haber tenido a la primera presidenta mujer de la historia contemporánea, también tuvimos a otras mujeres destacadas que en su tiempo no solo marcaron un hito en la historia, sino que también demostraron cierta empatía hacia su pueblo y desde sus pueblos al mundo.
Como grandes ejemplos de cambios a nivel de liderazgo no como dirigentes, o ministras sino como jefes de Estado femeninas en América latina tenemos a Violeta Chamorro quien a su vez se convirtió allá por la década de los 90s como la primera mujer democráticamente elegida en las urnas como presidente de un Estado latinoamericano (Nicaragua), y de allí en adelante se dieron a conocer otros nombres que durante años gobernaron sus países no siendo varones sino grandes mujeres como Mireya Moscoso en Panamá, Michelle Bachelet en Chile, Laura Chinchilla en Costa Rica, Cristina Fernández de Kirsnher en Argentina o Dilma Rouseff en Brasil.

Aunque como advertimos, tampoco el hecho de ser mujer ha significado ser totalmente contrario a las desvirtudes de los varones, siendo que en muchos casos y según los nombres antes referidos existen países que sin lugar a dudas se arrepienten de haberlas elegido y en algunos casos incluso las repudian; pero ojo no por el hecho de ser mujeres sino de haberse corrompido al igual que los varones.

Mas allá de estos casos, y dentro ese rango de tiempo hasta nuestros días solo en casos aislados fueron las mujeres elegidas como representantes de los países, ¿y la pregunta es por qué? Y solo en algunos casos como en nuestro país-Bolivia, hasta ahora solo tuvieron ese privilegio de estar al frente del Estado, dos mujeres y de forma transitoria , y quien sabe dentro de muy poco podamos contar con una mujer por primera vez elegida democráticamente en las urnas en Bolivia como jefe de Estado.
Una de las grandes inconsistencias o razones por las que no habría mujeres al frente de los estados o perdurarían en el tiempo, dijimos es el machismo imperante en nuestras sociedades, pero también el ámbito religioso juega un papel preponderante.

No olvidemos que en estos años y principalmente en este siglo XXI, los países altamente conflictivos, pero a la vez altamente poderosos económica y bélicamente son los árabes, y con ellos una conceptualización diferente de lo que en occidente se tiene de la mujer, por lo que tener al frente de un país a una mujer y que negocie de frente con un jeque árabe o líder no occidental incluso se lo vería como desafiante y hasta humillante por los otros.

Como olvidar, aquel año en el que fue elegido el actual mandatario de los Estados Unidos, Donlad Trump , las encuestas y sondeos de opinión daban como virtual ganadora a la ex senadora y ex secretaria de estado del partido demócrata Hillary Clinton, y por sorpresa de propios y extraños al final fue la gran derrotada y a pesar de que muchos creyeran que fue por intromisión de terceros países o vulneración de los sistemas informáticos, muchos también creen que fue por el hecho de que un país tan poderoso como estados unidos y que debe relacionarse con todo el mundo mirando siempre desde arriba, no podría imaginarse a países como Arabia saudita u otros negociando de tu a tu con una mujer, y quizá sea cierto o no pero que a veces una mujer pueda llegar a tener esa oportunidad en un país como estados unidos cada vez está más lejos.

Asimismo como no referirnos a la ex primera ministra del reino Unido Theresa May, quien habiendo estado al frente del gobierno británico, no pudo consolidar la salida del país de la Unión Europea y tuvo que ser al final el actual primer ministro Jhonson que lo consolide , muchos dicen que para evitar que una mujer haya sido la que marque un antes y después o se lleve los créditos sobre ello, demostrándose una vez mas la corriente machista imperante en el mundo.

Ahora bien, hablando de mujeres en el poder y precisamente en el siglo XXI y lo que probablemente sucedería en Nor corea si se confirmara la muerte del presidente, los ejemplos de hoy por hoy de mujeres al frente de los estados es asombrosamente positivo, a pesar de ser muy pocos países que lo tienen y que tampoco diríamos fuera la panacea o el gran secreto para el bienestar social mundial, ciertamente denotan quizá cambios interesantes en políticas públicas por ejemplo .

El covid 19 además de hacernos ver que el mundo no es el que muchos creían que era y que hoy por hoy hay que trabajar mucho más para consolidar sociedades avanzadas y respetuosas de la humanidad y la madre tierra, una de las grandes falencias que todos tienen respecto a salvaguardar la vida e interés de su gente, es el sistema de salud, sin embargo países que cuentan con mujeres al frente de sus gobiernos han podido no del todo, pero mas que otros jugar un papel determinante, como son los casos de Zuzan Caputova en Eslovaquia, Katrin Jakobsdottir en Islandia, Dalia Grybauskaite en Lituania, Ana Brnabic en Serbia, Erna Soldberg en Noruega o jacinta Ardem en Nueva Zelanda, quienes las decisiones asumidas oportunamente han podido de cierta forma tranquilizar a sus ciudadanos y habitantes y controlar las peticiones o demandas de empresarios y por supuesto combatir la enfermedad y evitar mayores muertes; y nuevamente acá destacar la personalidad y afronta directa de Angela Merkel, quien fue a su vez la única líder europea que acepto que esta pandemia iba a ser letal y con un alcance prácticamente general.

Tener mujeres al frente del Estado, como posiblemente suceda en Nor Corea, debe sin duda alguna crear mayor confianza entre nosotros, porque no es posible lidiar en el mundo sin la existencia de tan asombroso ser y extraordinario que ante todo y desde su esencia lucha por defender a su familia (su país, su nación, su tierra, etc), a los suyos y atacar con dientes y garras a todo aquel que se interponga a ellos, por tal quizá las mujeres tienen un poder sobrenatural que las hace diferentes y en la política podrían construirse en grandes referencias y revolucionarias de primer orden, siempre y cuando los hombres seamos fieles compañeros y las acompañemos para lograr éxito conjunto.

Sin duda, la percepción que hoy se tiene en el mundo sobre la posibilidad de que una mujer este al frente de un país, y por ello debamos pensar de que es malo per se, debe cambiar, y cambiar con el compromiso de hombres y mujeres que si se presentara ese caso, debamos contribuir para que las desigualdades de género, la apertura de oportunidades, y la defensa de los derechos de hombres y mujeres sea siempre velando por los intereses de la humanidad y no por los intereses de unos sobre los otros.

Tener al frente de los Estados a mujeres sin duda significara que tendrán hombres y mujeres detrás que coadyuvaran para que nuestras sociedades sean mucho mejores, esa combinación y trabajo en equipo de unos con otras quizá con una mujer al frente nos demuestre que podemos tener quizá mas diferencias pero al mismo tiempo debemos controlar nuestros temperamentos y abrirnos para comprender que por el hecho de ser hombre jamás creas que estas siempre por delante de las mujeres o estas tendrán menos derechos que el hombre.
De igual manera, no es que afirmemos que con las mujeres al frente de los Estados todo seria mejor o maravilloso, tampoco decimos que es hora que en todo el mundo se reconozca que las mujeres son sin duda especialmente importantes, sino que creemos que además de continuar con esa firme convicción de que debe llegar un día la hora de que las mujeres demuestren que los varones hemos estado equivocados y que es posible una sociedad mejor al frente de mujeres, estas deben ingresar con carácter, con personalidad, y por supuesto con ansias de ser reconocidas como hitos en la historia mundial.
Finalmente, quien tiene una hija o una compañera de vida, quien tuvo una madre o abuela, tuvo la oportunidad de ver en ellas un gran baluarte, un gran ejemplo de vida y por tanto la esperanza de tiempos mejores, porque lo que ¿una mujer al frente de Nor Corea?, por que no!

Notas

Artículo escrito por el doctorando en Derecho de la Universidad Rey Juan Carlos, abogado Jorge Alberto Lizarraga Torrico.
2 Medios chinos y japoneses pusieron como confirmada la noticia del deceso del líder nor coreano por razones aún desconocidas o por confirmar
3 También grandes corporaciones, transnacionales e intereses económicos mundiales y políticos.
4 Finlandia, Suecia, noruega, Dinamarca
5 Muchos medios locales chilenos y brasileros apuntan a las gestiones de Bachelet y Russef como lapidarios de la protección de los más desfavorecidos y la irrupción por tanto de partidos ultraderechistas.
6 Lidia Gueiler tejada entre 1979 y 1980 y Jeanine Añez período transitorio 2019-2020.
7 Hobbes nos hablaba de que el hombre es lobo del hombre en un contexto político y general de la humanidad, pero en el caso de las mujeres a veces el peor enemigo en política no es el propio varón sino principalmente la misma mujer, siendo otra de las razones que quizá estas no pueden mantenerse como grandes hitos políticos, y/o en general ser reconocidas por quienes son; aunque muchas mujeres guardan alto reconocimiento en otras áreas apolíticas.
8 Desde su fundación en 1776, Estados Unidos ha sido un país dirigido por hombres
9 Salida de la UE, que fue y se dio exactamente como lo estuvo negociando la ex primera ministra May
10 aunque como lo advertimos, el hecho de ser hombre o mujer no significa que el mundo cambiara y las sociedades se reformaran en conductas y actitudes, esto sin duda debido a que detrás de estos líderes sean V o M, estarán otros hombres o mujeres tanto igual o más poderosos que ellos (grandes corporaciones, transnacionales, etc)
11 cierre inmediato de fronteras, test masivos a la población, garantía de percibir sus remuneraciones y la no perdida de sus empleos, la creación de fondos de compensación a empresarios bajo la condición de no despedir a sus empleados, etc.