Primero el petróleo y gas, después si se acuerdan los DDHH

0
70

Ronald Valera

Desde hace algunas décadas las grandes potencias han privilegiado las formas de obtener energía que en su momento comenzó con el carbón, seguido con el petróleo y gas; pasado los años se comenzaron a escuchar las voces que exigían energías limpias para contrarrestar el cambio climático que en esos años apenas se vislumbraba, esas mismas potencias dieron los primeros pasos realizando acuerdos para disminuir la emisión de gases, se planteó la energía nuclear como alternativa hasta que ocurrió el accidente en Japón en Fukushima llevando a los países que tenían en mente la alternativa de energía nuclear a cerrar ese camino; ahora que comenzó la guerra por la invasión de Rusia a Ucrania los lideres mundiales comienza a buscar petróleo y gas con desespero, porque esta guerra se visualiza que durara mucho tiempo, con el añadido que Vladimir Putin esta dispuesto a cerrar el flujo de gas a Europa, para crear caos en la ciudadanía cuando se avecina uno de los inviernos más fríos de los últimos años.

Así mismo, EEUU a la cabeza de Biden comienza a realizar contactos estratégicos para obtener y almacenar todo los recursos necesarios para que su país tenga garantizado el petróleo y gas (recordando que EEUU produce y contiene grandes reservas), poder enviar a Europa manteniéndola dependiente de ellos en vez de Putin y al mismo tiempo ganarle a China en lo referente en los recursos energéticos del mundo; visualizando todo lo descrito se puedo palpar que para mantener la primicia de las energías se dejan a un lado los DDHH como lo demostró Biden en su visita a Arabia Saudita donde se reunió con el príncipe heredero Mohammed bin Salman, quien mando a asesinar al periodista saudí Jamal Khashoggi, lo realizaron de manera salvaje e inhumana al punto que lo desmembraron para que no quedara rastro del crimen, evidentemente todo salió a la luz y las grabaciones lo demuestran, aunque la presión internacional fue fuerte a lo mucho que produjo fue que el príncipe saudí (responsable del asesinato) de desmarcaran de los autores materiales (que eran de su circulo  de confianza) y pidiera que se les condenara por tan terrible crimen.

De igual forma, Biden comenzó a tener contacto con el dictador de Venezuela Nicolas Maduro responsable de violaciones sistemáticas de los DDHH, el problema versa que para algunos lideres mundiales entre ellos Biden los DDHH son necesarios e impostergables para cualquier relación estratégica, pero cuando se ven al príncipe heredero saudí y a Biden tan contentos juntos, se concluye que los DDHH son los olvidados de las relaciones internacionales y peor aún, sirven cuando se quiere excluir a un líder que ya estorba a las grandes potencias.

Ronald Valera es filósofo.

Artículo anteriorMirar y ver
Artículo siguienteEstá con nosotros
Inmediaciones es una revista digital cuyo objetivo es brindar información fidedigna, actual y verificada a partir de notas de prensa, artículos, reportajes, crónicas, ensayos e investigaciones; apoyar la democracia a partir de la difusión de artículos de análisis y opinión, y fomentar la cultura, brindando espacio a la literatura, poesía, reseñas, libros y otras expresiones literarias.