REDENCIÓN

Ayer recibí rosas,
Hoy me toca curar las heridas
Que es todo lo que me dejaron sus espinas

TIP PARA ELLOS

Las palabras de un hombre
Pueden llevarnos a tocar el cielo
E incluso a caminar sobre las nubes
Pero cuando descuidan
Las palabras que usan
Pueden ser camino al abismo
Con un infinito dolor para nosotras…
¡Hombres! Su verdadera hombría
Se ve en la forma que tratan
A una mujer…
Sin importar su situación social,
Económica, edad o forma de vestir.

FRÍO

¿Frío?
¿Dice sentir frío por las bajas temperaturas?
Pues, toma unas prendas y lo dejarás de sentir
¡Frío!
Frío, es lo que sintió
Un niño lleno de sueños
Al darse cuenta de que su madre
no estaría para alimentar su alma, acurrucar su corazón,
Había un silencio aterrador y helado que los separaba
El pequeño trataba de acercarse a su madre
Pero ella en medio de sus deberes ciudadanos
Olvidó el principal, el ser madre
Entonces el frío congeló sus corazones.

EL PRÍNCIPE SE VOLVIÓ UN DESCONOCIDO

Mi príncipe se volvió un desconocido…
Pensaba saber cuándo necesitaba de mis palabras o mi silencio
Solía saber cómo ayudarlo, cómo alegrar su día; pensaba que lo conocía
Llegó a ser mi príncipe porque siempre tenía un trato especial conmigo
Encontré en él, mi protección de cada día
Yo era su complemento perfecto, la que lo inspiraba
Y le daba razones para alcanzar más victorias
El mundo era hermoso cuando lo veía a través de él
Hasta que un día, sin yo poder notar lo que venía,
O sin querer aceptarlo
Me encontraba con un completo desconocido,
En el que no podía confiar
Todo él me lastimaba…
Al descubrir lo que él pensaba y cómo actuaba
a escondidas mías, era otro cuando no lo veía,
descubrí que no pude curar sus heridas y que
por alguna razón su pasado recobró vida.
Entonces me derrumbé, junto a todo lo que había construido
sobre una mentira…

CARTA AL POETA HOMERO CARVALHO

La Paz, 30 de abril de 2020

Estimado Homero,

Después de haber revisado los poemas que empezaste a escribir a partir del 2008 encuentro que nunca te olvidas de nuestra amada La Paz, ciudad en la que yo nací y tu llegaste a vivir. Es así que el año 2014 lanzas un poemario denominado “QUIPUS”, siendo el poema que más me gusto «Cielo y tierra» el cual relaciono inmediatamente con aquel microcuento tuyo titulado «Pachamama».

Estos dos escritos en especial, me llevan a tomar conciencia de la trascendencia y la fuerza de nuestra cultura, además de resaltar su belleza, ostentando la relación estrecha con la madre tierra que alimenta el orgullo de ser paceño generando una inquietud por querer conocer más de estas vivencias donde el hombre sólo se dedicaba a trabajar la tierra y era un dar y recibir viviendo en comunión con la naturaleza y el fruto del esfuerzo.

Además, es necesario conocer nuestra verdadera historia formada desde nuestros antepasados, quienes vivieron con principios y valores atendiendo las necesidades de la naturaleza. Se entiende que hoy tenemos una sociedad donde la maldad se llevó muchas virtudes, pues genera una búsqueda de consuelo y justicia para vivir en paz y esperanza en un ser supremo que representa un mejor mañana.

En cuanto a mis creencias que formé desde muy pequeña con mi bisabuela adventista, me lleva a analizar todo de una forma diferente, es decir, que los dioses que crearon nuestros antepasados son la manifestación de una necesidad del ser humano de creer y poner sus esperanzas en algo superior, lo hoy en día podemos reconocer como un solo supremo creador, nuestro Dios.

“Cielo y Tierra”, me lleva a analizar que nuestro presente y todo lo que nos sucede no es ajeno, sino que Dios lo manifiesta en la riqueza palpable de la madre tierra, y también nos guarda aquello que sólo nuestro espíritu gozará, como un complemento perfecto para comprender lo bello de la vida misma.
Con la alegría de poder compartir con usted lo que me llevo a analizar sus escritos, me despido felicitándolo por su trabajo y apoyo a las nuevas generaciones de escritores y particular… a mí.

¡Muchas gracias!
Adriana Foronda Pinto

El poema de Homero Carvalho
Cielo y Tierra

Para ustedes palabra mayor es Cielo
para nosotros palabra mayor es Tierra
ustedes miran al Cielo
buscando esperanzas
nosotros labramos la Tierra
desentrañando esperanzas
encantados por el Cielo
ustedes no se preocupan
por la continuidad del Universo
el Cielo es solamente
el que está sobre sus cabezas
para nosotros lo es
el que está bajo nuestros pies.

Biografía

Adriana Foronda Pinto, nació en la ciudad de La Paz, Bolivia, el 01 de septiembre de 1990, creció en la misma ciudad y vivió una temporada en la ciudad de Santa Cruz, pero siempre buscando una excusa para viajar tratando de conocer más de su país y alimentar su espíritu aventurero. Estudió Hotelería y el idioma de inglés, desempeñando como enseñanza de este último en la ciudad de La Paz y Santa Cruz.

Uno de sus gustos más grandes es escribir, ya que vio en ello la mejor forma de expresar de sus pensamientos y sentimientos. Es así que en agosto de 2018 participó en la Feria del Libro en la ciudad de La Paz, dando lectura de escritos que había compuesto en el “Laboratorio de Escritura de las Américas” ese mismo año. Su última participación fue en el concurso denominado “Aproximación a la poesía paceña” realizado en abril de 2020, escribiendo una carta sobre obras de Homero Carvalho Oliva.