Jorge Lizárraga Torrico

Para muchos ya el título del presente artículo es un dicho popular conocido o al menos en cuanto a su significado es muy cercano a lo que muchas veces decimos de quien no es amigo, pero lo conoces “no pones las manos al fuego” pero confías plenamente en él.

Contradictorio parece ser, pero en realidad es un decir muy propio de nuestra cultura, de nuestro medio y se aplica muchas veces cuando pretendiendo conocer a alguien emites un juicio de valor y luego con el transcurso el tiempo confirmas tu sospecha o incluso y en el peor de los escenarios, tu dices “si pero no era amigo mío, lo conocía, pero no me daba buena espina”, de todas formas, jurídicamente no te lleva a ningún lugar o extremo esta frase pero si endulza al menos el contar tu experiencia a través de anécdotas incluso.

Pues bien, era el año 2009 y por fortuna mía llegue a trabajar en el quizá más laureado, reconocido y porque no decirlo la institución más transparente del País, hablo del Ministerio de Economía y Finanzas Publicas de Bolivia- MEFP.

A cargo de dicha entidad se hallaba uno de los mentores del plan nacional de desarrollo económico y social del país- PND ECOSOC, junto al extinto Carlos Villegas[1], a quien tuve el honor y privilegio de conocer y sostener algunas reuniones técnico-jurídicas y verdaderamente dices “Lastima que nos haya dejado como nos dejó un día M.Q.S.C”, la vida del país quizá hubiera sido diferente con ellos, en fin…

Como Ministro de Economía, y en plena vigencia y aplicabilidad de la nueva C.P.E., se veía a un hombre comprometido consigo mismo y sus ideales, trabajador, tranquilo, metódico y lleno de ocurrencias y buen ánimo, a pesar de las circunstancias, y junto a él un equipo de trabajo impecable, técnico y comprometido, quienes junto al área jurídica encabezada por la emérita y distinguida Dra. M. I. V., se supo ganar terreno y consolidarse como un líder dentro el área económica del País e incluso ver en el un posible perfil político.

Recuerdo muchas veces reunidos para emitir informes, explicar FODA[2] sobre diferentes asuntos que afectaran o sobresaltara el tema legal, y en todo momento se veía a una autoridad con mucha fortaleza y decisión de encararse frente a quien sea y explicar porque habría tomado una decisión aun sea esta contraria a las otras de otras carteras de Estado.

Se veía a un hombre, que además de disciplinado y organizado, sabia enfocar las acciones siempre anteponiendo opciones y planes o al menos quería escuchar posiciones y que sean defendibles y cada vez se hacia mas eco en el país y el mundo sobre los resultados de gestión del gobierno de entonces y gran parte de los resultados provenientes del área económica.

Por mi parte, y hasta ese entonces lo único negativo era de que no coincidíamos en la preferencia futbolera del país, pero en contraposición a este aspecto ambos éramos o seguimos siendo ciudadanos comprometidos con las causas justas como en su tiempo fue M.Q.S.C.[3], aun así, albergando hoy en día, una posibilidad de que haya cambiado de color y sea uno más del más grande equipo de futbol del país[4].

Por razones estrictamente laborales y personales, me aleje de la cartera de Estado e inicie una nueva etapa fuera del país, bien sirviendo al país y trabajando por el y en este caso por nuestros connacionales en el exterior o bien realizando actualmente actividades privadas de investigación.

En ese entonces, dentro los periodos 2013-2018, la economía del país se mantenía sólida, los índices de calificación de riesgo país estaban controlados e incluso organismos internacionales reconocían la labor de la política económica aplicada por el gobierno de entonces y todo fue avanzando de esa manera y de forma positiva hasta el momento de su problema medico acaecido, sin embargo, y a pesar de ello, no evito encontrarnos (en mi calidad de asistente) un par de ocasiones en charlas, conferencias realizadas en el exterior y escucharlo con atención.

Fue así que un día, por azares de la vida y yo viviendo un momento sumamente delicado, especial y porque no decirlo frustrante, lo visite en unos de sus viajes al exterior y reunidos volví a ver, conversar y oír a quien en su día conocí, y al margen de contar lo que hablamos, lo que recuerdo con meridiana claridad fueron algunas de sus frases: “Tu eres abogado si crees que es injusto a pesar de ser servidor público, apela, recurre, actúa y ganaras”; “No todo lo que pasa en la vida es bueno también hay remordimientos, pero lo que uno se lleva es la experiencia y vuelta de página”; “Tu trabajo habla por si mismo de quien eres, no busques reconocimiento encuentra paz”.

Años más tarde, escribí unos artículos 2019-2020, donde advertía que el único hombre capaz de llevar adelante al país manteniendo inalterable la política económica y reactivación del aparato productivo era él[5].

Tiempo más tarde se convirtió por clamor popular, de quien se decía carecía de carisma, en el presidente del país y primer hombre del Estado y en este poco tiempo de gobierno tratar de llevar adelante el barco a pesar de la huida de las ratas, la pandemia, la operación especial Ucrania-Rusia, el descontento popular, la crisis del sistema de justicia, la crisis política y lucha de egos, etc, pero, sigue haciendo lo que yo sabía qué hacía, es decir trabajar.

Para muchos quizá conceptos como amistad, trabajo, compromiso, política económica, reactivación del aparato productivo, PND-ECOSOC, les suene a ambigüedad o indeterminación en su definición, sin embargo, para mí y viniendo de alguien “quien no es mi amigo, pero lo conozco, puedo decir que confío plenamente en su capacidad política y de decisión, y auguro acompañe y lidere al país hasta el 2030”.


[1] Junto a Carlos Villegas y otros profesionales, Luis Arce Catacora fue el mentor, impulsor y defensor del sistema económico actual del Estado Plurinacional de Bolivia.

[2] Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas- herramienta importante en la administración para la toma de decisiones, acompañada siempre de un sistema de árbol de decisiones, estrategia utilizada por la DGAJ del MEFP en su época.

[3] Marcelo Quiroga Santa Cruz fue un líder de izquierdas en Bolivia de los 60s-70s, asesinado en 1980 cuya determinación, decisión y atrevimiento y a pesar de enfrentarse a los abusos de poder dictatorial supo defender los intereses del Estado; Mi padre G.L. fue dirigente del PS-1 en la época de M.Q.SC. y fiel a su pensamiento que fue transmitido a la siguiente generación.

[4] Sin duda hablamos del club Bolívar

[5] También es cierto que de pronto la ciudadanía y a causa de la renuncia del expresidente morales, se perfilaba la expresidenta Añez como quizá una alternativa que pudiera hacer del país igual o mejor de años atrás, no obstante, los hechos demuestran que dicha gestión fue una de las más ridículas y soberbias del siglo XXI en el país, aun así y dentro el proceso electoral quien termino ganando fue el pueblo en su mayoría eligiendo al líder que hoy se tiene al frente del país.