La tele, con AMLO

0
53

A pesar de que los encasilla como si todos fueran adversarios suyos, la mayor parte de los medios respalda al presidente López Obrador. Entre ellos hay contrastes. “Los medios” de comunicación no son una amalgama de emisores que ofrece contenidos homogéneos. Políticas editoriales, intereses empresariales, simpatías de los periodistas y la búsqueda de públicos específicos, propician desempeños muy variados. Presiones y amenazas del gobierno, o el simple temor a disgustar al presidente, han mellado el filo analítico de numerosos espacios e informadores. Algunos mantienen posiciones críticas en el análisis, pero cuando difunden noticias sobre lo que hace y dice el presidente lo hacen sin contexto e incluso con abierto respaldo. Así sucede en la televisión.

   El mitin y el discurso de López Obrador por sus tres años de gobierno fueron ensalzados, o reseñados, de acuerdo con diversas agendas mediáticas. El noticiero principal de Televisa, que conduce Denise Maerker, comenzó el miércoles 1 mostrando cómo se llenó el Zócalo en el transcurso del día, hasta reunir “al menos 250 mil personas”. Luego, una nota de 6 minutos y medio reseñó el mensaje del presidente y otra más, de 4, mostró a varios adherentes suyos: un músico de Oaxaca que le compuso una marcha, una mujer que reparte prendedores con la efigie de AMLO mientras grita “¡es el mejor presidente del mundo!”, un anciano que rompió a llorar mientras agradecía las “buenas acciones, su gentileza con la gente”. Es una crónica, sin matiz alguno, del entusiasmo que suscita el presidente.

   En Televisión Azteca, el noticiero Hechos que conduce Javier Alatorre comenzó proclamando “Un Zócalo absolutamente repleto de simpatizantes del presidente López Obrador”, aunque luego el reportero que cubrió esa nota dijo que había “mas de 85 mil personas”, cifra muy menor a la que difundieron las autoridades y otros medios. La mayor parte de esa información, que duró 7 minutos, describió los principales anuncios en el discurso del presidente.

   En Imagen Televisión el noticiero nocturno, de Ciro Gómez Leyva, no inició con la información del mitin sino con la nota del asalto al penal de Tula, de donde escaparon varios presos. Después el conductor comentó: “así comenzó este miércoles que se suponía sería de fiesta”. Se refería a la celebración por los tres años del gobierno, a la que dedicó la siguiente nota. El reportero Marco Silva, en una transmisión de 3 minutos desde el Zócalo, dijo que llegaron 250 mil personas y mostró imágenes de las calles repletas. Luego aludió al acarreo y la asistencia forzosa, mientras se veían microbuses llenos de personas: “muchos llegaron en este sistema corporativo de transporte que no es otra cosa que vámonos juntos y pasemos lista”. Silva mencionó contingentes de alcaldías de la ciudad de México y de sindicatos, entre otras agrupaciones.

   Después de 4 minutos más dedicados al discurso, Gómez Leyva comentó el dato de 250 mil asistentes para precisar que lo proporcionó el gobierno de la CdMx, “son cifras oficiales”. Y a continuación dijo: “hubo voces criticas al mensaje del presidente López Obrador”, para dar paso a varias frases de la intervención que hizo Cuauhtémoc Cárdenas en la FIL de Guadalajara: “los resultados de un gobierno se miden por los logros… tenemos un crecimiento económico muy bajo, la violencia está por todo el país…” Gómez Leyva comentó entonces, glosando esa intervención: “un país con muchos rezagos y sin propuestas; dura critica de Cuauhtémoc Cárdenas”.

   Por lo general, no hubo contexto analítico en los noticieros y sí, en cambio, enfáticas adhesiones al presidente. Después de la transmisión del discurso, en Foro TV de Televisa el conductor Genaro Lozano dio paso al reportero Lisandro González que entrevistó a un concurrente al Zócalo:

   “Usted viene desde Ixtapaluca en el Estado de México, apoyando con varios colonos”. 

   “Sí, somos mil 800, tal vez 2 mil vecinos del honorable municipio de Ixtapaluca, el cual afortunadamente la próxima administración… ya vamos a ser Morena”.

   “Perfecto, muy bien. A seguir apoyándolo durante los próximos tres años”.

   “Sí… en los tres que lleva y los tres que faltan lo vamos a apoyar con todo”.

   No es frecuente ver a un periodista que, con tanta franqueza, pida respaldo para el gobierno. En otros espacios en Televisa dedicados al análisis (como “La hora de opinar”, o “Tercer grado”) hubo apreciaciones críticas sobre el discurso. La información, sin embargo, fue difundida de manera plana o, incluso, con favoritismos.

   En el Canal 40, de TV Azteca, un editorial del conductor Manuel Lopez San Martin explicó la postura que asumieron muchos medios: “La forma en que conecta [se refería al presidente] la manera en que reúne a miles, el fenómeno que representa, allí está la nota hoy. Más allá de sus decisiones, de sus políticas de gobierno que a algunos podrán gustar, a otros no… Un líder de estas características no es cosa cotidiana… 250 mil personas. Nadie ha llenado tantas veces la plancha del Zócalo como él. Quizá porque nadie ha caminado tanto el país como él… Lo de hoy por la potencia, por lo que implica el respaldo en la aprobación hacia  su figura, esa es la nota hoy”.

   De acuerdo con la medición de la consultora Spin, que encabeza el politólogo Luis Estrada, en su discurso del 1 de diciembre el presidente hizo 190 afirmaciones falsas o engañosas. Sin embargo a la mayor parte de los medios (y no sólo a la televisión, también a la radio y la prensa) no les interesó examinar lo que dijo López Obrador sino propalar el discurso y, antes que nada, la concentración en el Zócalo. Muy pocos reseñaron la concurrencia obligatoria de numerosos asistentes. Las imágenes de quienes se conmovían con el presidente resultaron más eficaces para cumplir con la agenda de los medios (no todos, como hemos visto) que consideran un deber estar con López Obrador.

Artículo anteriorApuntes de viaje   
Artículo siguienteHasta cuatro
Inmediaciones es una revista digital cuyo objetivo es brindar información fidedigna, actual y verificada a partir de notas de prensa, artículos, reportajes, crónicas, ensayos e investigaciones; apoyar la democracia a partir de la difusión de artículos de análisis y opinión, y fomentar la cultura, brindando espacio a la literatura, poesía, reseñas, libros y otras expresiones literarias.