La adicción digital: un gran problema económico en el largo plazo

0
1037
De: Guido Rosales Uriona / Para Inmediaciones

La adicción digital que sobre todo esta dominando a nuestra juventud, todas esas generaciones DC (Después del Celular), Y, Z y Milenians puede traernos un gran problema en el mediano y largo plazo.

Las operadoras de Telefonía Móvil están desplegando sus servicios de una forma muy agresiva no solo en el mundo sino en nuestro país. Se incentiva a la hiper conectividad. El Siempre Online hace que nuestros jóvenes estén muy pendientes de los eventos a su alrededor, de quien postea algo, quien lee, etc. Pero al final el día trae solo 24 horas para todos. Si le dedicamos tiempo a algo, no importa que, le restamos tiempo a otra cosa. Si dedicamos tiempo para ser consumidores de lo que sea. Le restamos tiempo para ser productores de contenido. Al final seremos unos grandes y activos ciber consumidores y de ser un país que vivió y vive de regalar sus recursos naturales, pasaremos a ser un país consumista del ciberespacio.

Nuestra juventud ya no lee mas allá de unas cuantas líneas, prefiere imágenes y videos cortos. No esta mal, es bonito, pero para crear algo, cualquier cosa. Se requiere dominar ese algo, dedicarle TIEMPO para investigar. ¡Y Ahí el gran problema!, nos volvemos muy simplistas y hacemos “el menor esfuerzo, para evitar la fatiga”. ¿De dónde sacaremos mano de obra calificada? ¿Si todos dedicaron su vida a estar pendientes de los eventos sociales? ¿Qué tipo de profesionales tendremos si nuestros jóvenes pierden el apetito para estudiar e investigar? ¡Complicado el panorama!! No todo estará en una APP lista para ser recolectada. Aun quedarán muchas cosas físicas que deberán ser realizadas a mano.

De ser un problema hasta de salud pública, tendremos un problema como Nación queriendo subsistir en un mundo virtual donde la inmediatez domina.

Comparto algunos artículos recolectados de medios abiertos:

Los jóvenes viven pegados al móvil. Es una extensión de sus manos, les conecta con el mundo y les hace sentirse integrados. Están enganchados al teléfono y, en algunos casos, esa dependencia ha derivado en adicción. Según un estudio sobre conductas patológicas en Internet, realizado por la ONG Protégeles, que colabora en programas de la Comisión Europea, el 21,3% de los jóvenes está en riesgo de convertirse en adicto a las nuevas tecnologías. Y el 1,5% ya lo es. No controlan su conducta, lo que afecta al trabajo y a las relaciones personales.

Los tecno adictos no entienden su vida sin estar al tanto de todo lo que ocurre en su entorno social, lo que puede llevarles a sufrir fomo (las siglas en inglés de ‘miedo a perderse algo’). A través de las redes, están siempre pendientes de lo que hacen sus conocidos y eso les genera ansiedad porque creen que ellos están disfrutando más de la vida. La necesidad de sentirse parte de un grupo es lo que les engancha a estar conectados a la Red, según cuenta Ricardo Rodríguez, psicólogo clínico experto en adicciones.

Fuente: https://elpais.com/elpais/2015/06/24/masterdeperiodismo/1435159121_214029.html

Los expertos han detectado un comportamiento. Se trata del fenómeno «vamping», en alusión a los chicos que pasan noches en sus habitaciones con la luz apagada y con el móvil activo, algo que provoca que duerman poco, coman mal y tengan un bajo rendimiento académico.

https://www.economiadigital.es/tecnologia-y-tendencias/las-adicciones-tecnologicas-desbordan-las-consultas-medicas_188808_102.html

Por ejemplo, el 58% de los usuarios de teléfonos inteligentes dijo que se sienten obligados a comprobar su teléfono al menos una vez cada hora. Esto probablemente no es tan malo como parece inicialmente, ya que nuestros teléfonos han reemplazado relojes y otras cosas en nuestra vida.

https://ceslava.com/blog/estadisticas-uso-e-impacto-las-redes-sociales/

Todos estos problemas que ahora parecen algo generacional, deben ser considerados en los planes de Gobierno a Largo plazo. Los jóvenes cada vez se dedican menos al deporte, la ciencia, la lectura, las artes, etc.

Debemos preocuparnos de la adicción digital en diferentes niveles por el bienestar de nuestra sociedad y de nuestra nación.

Por otro lado, los colegios, universidades y centros educativos deben establecer reglas para evitar que los niños permanezcan ligados al ciberespacio cuando es tiempo de socializar y dedicarse a actividades reales. Si bien la Constitución Política del Estado (CPE) garantiza el derecho a las telecomunicaciones y al Internet eso no significa que esta conectados todo el tiempo.

Pero sin duda alguna no debemos esperar a planes de gobierno, sino comenzar con el ejemplo y la atención de nuestros hijos en casa. Así como se hicieron horarios para jugar, deben colocarse horarios para esa conectividad al mundo digital. El mismo panorama que podemos proyectar para nuestros hijos en el tiempo será para nuestro país. Si ahora no ponemos soluciones podemos enfrentarnos a adultos con adicciones que no fueron corregidas en su momento. ¡Y vuelvo al punto y factor más relevante TIEMPO!!