Fake News, desinformación y momentos de crisis

0
530

“Me han dicho que vayamos a comprarnos comida, vayamos a comprar todo”, audios con este tipo de contenido, alarmando a la gente ante un posible desabastecimiento de alimentos, comenzaron a circular en WhatsApp el pasado 21 de octubre y desde entonces no hay tregua con las noticias falsas.
La circulación de las noticias falsas en Bolivia, se ha agudizado ante la crisis que atraviesa el país, orillando a las personas a entrar en un estado de paranoya por el temor a ser agredidos (sin importar el bando), a quedarse sin alimentos o a no encontrar combustible.

Desde ChequeaBolivia, una iniciativa que busca combatir contra la desinformación en el país a través de la verificación y rectificación de noticias falsas que circulan en redes sociales, se analiza esta realidad en dos etapas. La primera que inicia a principios de año (cuando comienza su labor de verificación) hasta el día de las elecciones nacionales del pasado 20 de octubre; y la segunda, desde el 21 de octubre hasta la fecha.
Desde junio hasta la fecha, ChequeaBolivia verificó 288 casos, de los cuales aproximadamente el 80 por ciento corresponden a las categorías falso y engañoso. Octubre se constituye en el mes con más publicaciones alcanzando una cifra de 58 verificaciones. Mientras que, en noviembre, se verificaron 46 casos, 22 de ellos durante los primeros 14 días.

Las cifras respaldan el hecho de que durante la etapa más crítica que atravesó el país después la renuncia de Evo Morales a la Presidencia y la posesión de Jeanine Áñez como presidenta, circuló gran cantidad de información falsa. Publicaciones que denunciaban la retención de armas en contenedores de leche hasta helicópteros disparando en medio de la oscuridad, hicieron de las suyas para polarizar más a los ciudadanos que ya estaban divididos por su pensamiento político.
Por esta razón, hacer frente a las fake news no es una tarea que se limite sólo a medios de comunicación masiva, ni a medios de verificación, sino de los ciudadanos y autoridades. Las personas deben tomar conciencia antes de compartir información que no está plenamente confirmada y con autores identificados. Por su lado, las autoridades están en la obligación de corroborar la información que emiten en conferencias de prensa y actos públicos ya que son portavoces y fuentes.

La importancia de la capacitación mediática
Uno de los mecanismos para afrontar la circulación de las noticias falsas es la capacitación mediática a través de información que ayude a identificar noticias falsas o a evitar que se propaguen. ChequeaBolivia, incursionó en este trabajo implementando infografías con diferentes mensajes. Entre el 20 de octubre y la primera quincena de noviembre se publicaron más de 11 banners informativos con el fin de afrontar un momento crítico en el que algunos audios y mensajes de WhatsApp eran incontrastables.

A continuación, les comparto algunas de las recomendaciones de esta iniciativa:
• Asegúrate de dónde viene la información: no importa si recibiste solo un título, una foto o un enlace.
• La prensa tradicional es una fuente legítima de información, depende de periodistas que están en el terreno, quienes tienen la obligación de verificar previamente los datos que difunden.
• Busca las mismas noticias en otros sitios si duda de la fuente de la información. Si es cierto, es muy probable que se haya informado en medios de comunicación.