Estado, gobierno, partido

0
366

Sabemos que son tres cosas diferentes, pero en el MAS están empeñados en convertirla en una sola. Esta triple identificación, propia de regímenes totalitarios y fascistas, se nota hoy mas que nunca. “La marcha por la patria” -hasta el nombre suena a impostura y boludez tratándose del MAS- no fue otra cosa que “el parto de los montes”, mucho ruido para parir un ratón. Y es que estos crápulas ya no convencen a nadie.

¡Pobre La Paz! Convertida en un chiquero solo para satisfacer los delirios de grandeza y el narcicismo de un caudillo decadente. Ni la burda e inclemente propaganda de los medios estatales y paraestatales pueden disimular la extrema debilidad del gobierno de Arce y la decadencia de Morales. Caen en el ridículo al afirmar que había un millón o mas de personas en Plaza San Francisco, cuando todos sabemos que eso es físicamente imposible.

La farsa organizada por Morales mas parecía un desfile estatal, una puesta en escena hollywoodense. Cámaras, drones, actores, extras y toda la parafernalia de una super producción cinematográfica. Pero carecía de un buen guion, todo muy predecible. Diálogos aburridos y repetitivos, en fin, esta claro que mucho dinero no hace, necesariamente una buena película.

Por otro lado, había que recordarle al productor, director y actor de esta farsa propagandística, que hubo un otro caudillo, también aficionado a organizar marchas, que termino colgado por las patas, junto a su amante, en una plaza de Milán

Pero bueno, de todas maneras, no deja de ser peligroso el juego al que están jugando Evo Morales y el MAS. Apuestan por la polarización extrema, confiados en el control total que tienen del Estado, que no del pueblo y muchos sectores sociales. El tiro les puede salir por la culata. “Es la economía, estúpido”, famosa frase de la política norteamericana que, Luchito papanatas, debería considerar si quiere permanecer los cuatro años que le restan al mando.

Por ahí vienen los tiros. No es la oposición, ni el imperio romano, ni la derecha vende patria la que puede tumbar a Arce, es la economía. Ya se perdió un año en majaderías tratando de lavarle la cara al fraudulento Morales, misión, por lo demás, imposible