Eliana Suárez

Inercia

Al sur del sur se ha dicho:
las arenas del desierto han borrado las palabras,
el insomne presiente, en su vigilia, el desastre. 
Al sur del sur,
la serpiente que todo lo devora, 
su escamosa piel de plata
vomita sobre el agua.
Todo toma el sabor de hiel.
Cae en bandeja de plata 
la mañana de todo mañana.
Los inertes abren sus brazos
pero la salvación
no es una zarza ardiente
ni las triviales reglas de la felicidad fingida.
Sísifo vuela inútilmente
tras de su piedra.
Un grito gris y fuerte
quiebra la montaña, 
aniquila la frontera inútil
y reclama por la sangre:
en una mano, el tiempo;
 en la otra, cadena, daga,
escudo y sentencia.
¿Qué enfermedad ahoga la lucha
y sostiene, cual garra,
terrores, memoria, la estirpe,
el reclamo por sangre,
el vacío, la espera?
Al sur del sur,
un loco agita el desierto
y su eco se pierde
en la cotidiana estupidez de los días.
(2022)


Atardecer

Una ofrenda de paz y
en las manos espinas
sedientas de vida.
Cae la tarde y, entonces,
la oración de la noche
atrapa al sueño.
Una vida por otra,
trueque de quien, 
hace casi mil días,
dijo adiós a un amor.
Allá el horizonte
apuñala la perspectiva
y marca una línea de fuego.
Trueque y retruécano.
“Por los siglos de los siglos”
y alguien deja de ser.
Belleza delineada en sombras,
teatro chino de la llanura.
Belleza moldeada en sangre de estrellas,
puerta infinita de lo posible.
Lo que los ojos no ven, se pierde.
Y lo que el corazón no siente,
jamás renace.
(2022)

Pesadilla

De mármol, 
el cuerpo añora al cincel.
Susurra en el crucero de una antigua iglesia:
Tállame los labios,
de cristal la sangre, suplica,
de cristal fluya en la entraña.
Huesos de acero 
 retienen el rayo, la brisa,
la lluvia y el azar.
Una cabeza de cabra asoma
y una bola de fuego estalla
en el fondo del mar.
Ahora cincel y martillo
crean brazos, nervios y manos.
Tállame los labios, 
ábreme la boca,
el pecho, los ojos…
Plumas de oro de alas esmeralda.
Caja de madera con cerrojo de arena.
Cincel y martillo  caen a un abismo.
Ya no habrá pies ni encrucijada ni destino.
(2020)