Cuando la palabra democracia se desvanece

0
441

En las últimas semanas se notó el incremento de la campaña política, sobre todo en las redes sociales. Conforme la fecha de las elecciones se vaya acercando, el termómetro electoral irá marcando momentos más “calientes”.

La polarización extrema que vive el país tras los conflictos de octubre y noviembre de 2019 desembocó en agresiones durante las campañas electorales en diferentes lugares del país. Según la Misión en Bolivia de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos desde el 6 de septiembre se presentaron nueve eventos de violencia en las ciudades de Potosí, Sucre, La Paz, El Alto, Oruro, Cochabamba y Santa Cruz en contra de Comunidad Ciudadana, Creemos, Frente Por la Victoria (FPV) y Movimiento Al Socialismo (MAS).

Es lamentable que en tiempos previos a las elecciones la ciudadanía vea más actos de violencia en las calles que candidatos dando a conocer sus propuestas para el país. Pero lo más terrible, es que, a título de defensa de la democracia, los simpatizantes de los partidos agredan al que piensa diferente. Y no, eso no es democracia.

Reservemos el tiempo que resta de cara a las elecciones nacionales para generar espacios de debate y socialización de planes de gobierno para fortalecer la democracia de nuestro país y evitar momentos de confrontación. Éste es el único camino para pacificar Bolivia. 

Artículo anteriorGuillermo Ruíz Plaza / Cuento
Artículo siguienteLunes
Inmediaciones es una revista digital cuyo objetivo es brindar información fidedigna, actual y verificada a partir de notas de prensa, artículos, reportajes, crónicas, ensayos e investigaciones; apoyar la democracia a partir de la difusión de artículos de análisis y opinión, y fomentar la cultura, brindando espacio a la literatura, poesía, reseñas, libros y otras expresiones literarias.