Lo más leído

Un café al atardecer

Andrés Canedo El café estaba lleno, de manera que me acerqué a la barra y allí pedí...

Morir de hambre