Actitud ecológica en la educación

0
239

A nivel mundial, tras la implementación del modelo educativo híbrido (presencial-no presencial) se puede hablar sobre el uso y/o consumo de papel en las actividades académicas. Es decir, los actores principales de la educación han reducido en un porcentaje bastante interesante el uso y/o consumo de papel. Actualmente, vale la pena resaltar el uso de la tecnología en pro de esta actitud ecológica en la educación, en el entendido que, las hojas de papel proceden de los árboles[i].

Hasta el 2019, el uso del papel constituía el 90% de los residuos generados al finalizar una gestión académica. En la práctica educativa actual se genera un reemplazo del papel impreso como material formativo en las clases presenciales por el material educativo en soporte digital. Antes de la pandemia se evidenciaba el empleo de muchos textos en formato físico para que los estudiantes puedan acceder al contenido de las asignaturas, así como la realización y entrega de trabajos académicos en formato físico. A pesar de ello, a nivel mundial, se han ido trabajando en programas a favor de preservar el medio ambiente.

Universidades con programas para reducir el uso de papel

Fuente: Elaboración propia

En nuestra realidad, se puede hablar de “la mochila digital” al tener acceso a la gran mayoría de los materiales educativos en formato digital y/o producción de materiales (multimedia) formativos y didácticos (por parte de los profesores); así como la digitalización en el planteamiento y realización de las actividades académicas dentro del aula virtual.

En esa misma línea, a la fecha, los escenarios educativos están teniendo más auge con la integración (uso y manejo) de las plataformas virtuales educativas, las TIC y – en algunos casos– la adición de tecnologías emergentes como la realidad virtual o la realidad aumentada (RA) que permiten contar con materiales pedagógicos, didácticos e innovadores dentro del proceso formativo de los estudiantes. Actualmente, niños, adolescentes, jóvenes y adultos son internautas, teniendo acceso a internet para sus sesiones virtuales, búsqueda de información, descargas de archivos y resolución de actividades académicas. Además, se tiene conocimiento que a los jóvenes de esta generación se los asocia con la innovación y mayores aptitudes para el manejo de “lo electrónico” (AGETIC).

Instituciones educativas que han trabajado con realidad virtual y realidad aumentada

Fuente: Elaboración propia

En realidad, la digitalización abarca todas las esferas de la vida humana, priorizando en velar por un medio ambiente en óptimas condiciones. Lo más importante de este cambio de modelo educativo, no es solamente la incorporación de la tecnología, sino direccionar a la población hacia una actitud y comportamiento responsable frente a los hábitos de uso y/o consumo de papel, como se va haciendo desde el rol de docente y estudiante.

Desde las instituciones educativas y sus administrativos también se debería direccionar a esa actitud ecológica en la educación, reduciendo solicitudes de una infinidad de documentación (originales/copias/copias legalizadas, doble/triple ejemplar, formato físico/digital). ¿Qué hacen con tanto papel? Claro que, habría que realizar un análisis desde el punto de vista social y económico sobre el impacto negativo que esta situación ocasiona en organizaciones y/o familias que generan el proceso de compra-venta de papel.


[i] Se necesitan 15 árboles para fabricar una tonelada de papel (American Forest & Paper Association).