En la Web encontramos un poema que es todo un homenaje a la amistad. En este caso el poeta argentino/boliviano Pablo Cingolani le escribe a su amigo Homero Carvalho unos versos que retratan el alma solidaria del poeta boliviano. La fotografía es de esos años feroces de gran amistad entre ambos escritores, que están acompañados de Antonio Carvalho, padre de Homero y de Carmen Sandoval, su esposa; así como de Carolina Clocchliatti, esposa de Pablo.

Pablo Cingolani

A Homero Carvalho

Cuando andábamos desnudos por las calles
Cuando precisábamos de un plato de amistad
Una certeza que fuera tan fuerte como la revolución
Como la sangre y como los muertos

Cuando no tuvimos nada más que compartir
Que el sol de esa fraternidad que nos volvió invencibles
Cuando no teníamos más y más que esas noches
Para agasajar a la noche, sus lunas y sus poemas

Cuando creías que se acababa el mundo
Porque el mundo se acababa pues y se poblaba de sombras
Allí estabas vos, siempre estuviste, Homero

Homero, el movima, no el griego. El que siempre
Nos amparó con frazadas, con abrazos y con cantos
El que por siempre y para siempre nos regaló un cielo.


Pablo Cingolani. Nació en Buenos Aires, Argentina en 1963. Vive en La Paz, Bolivia, desde 1987. Ha publicado, entre otros libros, Nación Culebra. Una mística de la Amazonía (2012).