Hugo H. Padilla Monrroy       

“Los Anunnaki fueron los dioses de la civilización sumeria. La cultura, organización y desarrollo de la civilización sumeria han quedado registrados a través de su escritura cuneiforme, en tablas de barro”. Según el trabajo del científico Zacharia Sitchin quien dedicó su vida al estudio de las tablas sumerias, afirmó que en alguna de ellas se narra la creación de la especie humana a partir de un experimento hecho por una raza extraterrestre denominada los Anunnaki” que provienen del planeta Nibiru, también conocido como el planeta X. (Internet – Crónicas de la Tierra).

Nuestros congéneres, que están abocados a sus diferencias humanas, entre discrepancias ideológicas, religiosas, de género, de filosofías, de comercios y de muchas competencias, se han dividido hasta el extremo de confrontarse en guerras con armas y biológicas y conflictos de horror sin límite, como los holocaustos. (No dudo que la actual pandemia, es un medio de estas luchas).

Pocas personas se atreven a discrepar pacíficamente con estas diferencias muy encontradas, que nos llevan a la destrucción total del género humano, considerando que, en lo desconocido del universo, en el infinito del tiempo pasado, se ha generado por una mente prodigiosa, que todo lo puede y todo lo ve, este universo tan inmenso y hermoso, sus nobles mensajeros por medios y de acuerdo a las escrituras que guían a muchas de las religiones, dispersadas en el espacio de nuestro mundo, en ninguna de ellas se lee y conducen a la destrucción, odio y venganzas, todas nos advierten de los peligros que estas lacras humanas, nos están destruyendo. Este odio, venganza e imposición de poder se escribe incluso, desde los inicios bíblicos en los relatos de los hijos de Adán y Eva.

Dios de Ernesto Ribera

Era un día cualquiera de un año especial, se estaba jugando uno de los eventos deportivos más importantes de estos tiempos en algún país del mundo, era una final del Campeonato de Futbol Soccer (Balón pie), un deporte que ha tomado características de “deporte principal” para la humanidad. Se ha detectado que se encontraban mirando por televisión más de 3.576 millones de almas, más de la mitad de la población de la tierra, a eso se sumaban 1.843 millones que escuchaban por radio las transmisiones deportivas, quizá en los lugares muy alejados de los centros poblados, por lo tanto, se puede estimar que casi el 85% de los vivientes en la tierra están involucrados en ese evento.

Se había iniciado el partido final del campeonato mundial, por un lado los vestidos de celeste cielo con estrellas en el cuerpo, se medían con los rojos con círculos en las vestimentas, de manera imprevista todas las emisiones televisivas y radiales, fueron acalladas a nivel mundial, en los televisores apareció una silueta de un hombre vestido con una túnica blanca, iluminado desde la espalda y un brillo amarillo que no dejaba ver su rostro, una música suave pincelaba los ambientes de todo el mundo, los estadios enmudecieron, muchos protestaban por la interrupción, sin embargo con vos clara y sonora, se escuchó por todo el mundo un mensaje que era traducido en el idioma de cada escucha:

“Humanos que habitan este mundo, creado hace millones y millones de años, junto con los demás soles, galáxicas y planetas, en uno de ellos puse todos los encantos de la Luz, el agua, los animales, las plantas y adorne con los seres humanos inteligentes que son los de este planeta, les dije que se crearan y reprodujeran en la Paz y el Amor, todos salen de un mismo origen, por lo tanto son hermanos todos, eso sí, puse cinco diferencias de pieles y características entre ustedes, que les llamaron razas, y por bien, se fueron mezclando para crear un solo humano sin diferencias, pero muchos confundieron y odiaron a los que no tenían sus mismos rasgos, cosa que no estaba en los designios de la creación.

Se les dio la inteligencia y el libre albedrio, para que todos tengan la oportunidad de vivir y desarrollarse por los mejores caminos de la creación, desarrollaron su inteligencia descubriendo los materiales para tener una vida cómoda y con los beneficios de un desarrollo que los haga felices y no para destruirse, así inventaron las flechas, las balas, las bombas y con ello quieren tener la supremacía de su poder y quieren ser más poderosos, creando riquezas para unos y esclavitud y pobreza para los más débiles.

Están destrozando su casa, contaminando el aire que se les dio para respirar, ensuciando y contaminando el agua que se les dio para beber, destruyendo los árboles y vegetales que se les dio para alimentarse, se les dispuso otras formas de vida en los otros seres vivos que habitan la faz de la tierra, para su compañía y gozo, con sus cantares, sus ruidos y sus labores que, solo ellos las cumplen a cabalidad sin destrozar ni destruir nada, solo lo que se encomendó, ellos lo hacen mucho mejor que ustedes, a ellos en general les llamaron “animales”.

Se les dispuso, diferentes lugares para vivir, no se les dijo que creasen barreras y fronteras, porque ellas no diferencian nada de las líneas que ustedes crearon, está bien que se agruparon en pueblos y ciudades, comarcas y tribus, está mal que por ello creen rivalidades y diferencias, que no está en los planes de la creación, convivir de manera pacífica, ordenada y sin reparos desatinados, son los planes para esa colectividad.

Se hicieron dos diferencias de género entre ustedes, se dijo “hombre” y Mujer” y nada más, por ello se dio características físicas a ambos, cada uno con misión orgánica y trabajo de creación distinta, uno aportaría el ser y otro aportaría su desarrollo y cuidado, para luego ambos proteger el nuevo ser para gratitud por la vida, por lo tanto, los desvíos que se han inventado, son reprochables desde el inicio del Plan de Creador del Universo.

Solo les digo a esta nueva generación, ¡ya se castigó por los pecados en otros tiempos!, acuérdense del Diluvio Universal, acuérdense de Sodoma y Gomorra, y vean a su alrededor, todos los vestigios de grandes civilizaciones que fueron destruidas por sus desvíos y sus pecados, que van en contra del Plan del Gran Creador del Universo, tienen un tiempo de recapacitar y corregir vuestros errores y diferencias, acuerden que llegan a la vida solos y sin nada, y se van de la vida también sin nada, todo lo dejan y nada es propio, todo es prestado, incluso vuestra vida, cuando llega la hora de la misión cumplida se os la quita, para dar paso a otra con otra misión, se os ha dado la vida con tiempo prudencial, nada ni nadie la puede quitar, porque es un regalo gratuito de la naturaleza.

Les dejo este mensaje para su reflexión, vuestras vidas seguirán como hasta ahora, pero de aquí en adelante, son ustedes humanos, creados por un mismo artista, quienes con su libre albedrio, dictaran el futuro de la humanidad… “.

Y así, la imagen se fue disipando muy lentamente y ante el estupor de todos, nuevamente el murmullo y las voces humanas, sus ruidos y sonidos, volvieron a ser realidad, el perplejo árbitro, dio nuevamente el pitazo de reinicio al partido, unos minutos más tarde todo había vuelvo a la rutina, pero cada uno de los humanos recibió un mensaje angustioso y de reflexión, muchos se preguntaban qué fue lo que trascendió, al final nadie quedo muy tranquilo y pese a la emoción del juego, habían caras taciturnas, reflexivas y de incertidumbre.

Cuadro de texto: Ilustración. - Estadio de Futbol Soccer. (Gráfica de Internet)En el mundo se escucharon el repique de todas las campanas de iglesias, en los alminares de las mezquitas aparecieron los almuédanos, llamando a la oración y en todos los cultos se oyeron las oraciones necesarias por el mensaje aparecido de manera extraordinaria.

Horas después, las agencias espaciales habían comunicado al mundo una extraña presencia de seis objetos no conocidos e identificados, parados a de 50 kilómetros de la faz de la tierra, ubicados dos sobre los polos y cuatro a la altura del ecuador a partir del meridiano de Greenwich y separados equidistantemente a 90 grados, más incertidumbre sobre la raza humana que no llegaba a comprender la magnitud del mensaje, unos decían que era milagro de Dios y otros no muy creyentes que era una intervención de otros seres desconocidos y que podían ser de otros planetas que tenían injerencia en las manifestaciones humanas desde siempre,,,,

Lo cierto es que fue un mensaje claro, que debemos mejorar desde el punto de vista humano, religioso, filosófico, moral y de comportamiento con nuestro único hogar común, como es la Tierra, llamada por muchos “Nuestra Madre Tierra” replantear la conciencia de un nuevo tiempo para bien de la humanidad, corregir nuestro comportamiento.

            “Demos gracias a la vida, al sol y las estrellas, al viento, al fuego y al agua, elementos complementarios y a la vez antagónicos, que se conjugan e intercambian, se desbordan y se aplican entre sí» (Hilda Rea Galloso – 2019)

Trinidad, Beni, Bolivia, septiembre de 2020 (Año de la Pandemia)