Semana laboral de cuatro días

0
64

Los primeros en conseguir el derecho laboral de 8 horas de trabajo fueron los “Mártires de Chicago”, donde alrededor de 600 mujeres se sumaron a la movilización del 1ero de Mayo de 1886 que fue reconocido formalmente en 1889.

En Bolivia después de 30 años este derecho se aplicó al trabajo de los mineros. Según el CEDLA, esta reivindicación posteriormente fue replicada, en Uncía, Catavi, Siglo XX, centros mineros en los que el reconocimiento de la jornada de 8 horas fue conquistado luego de diversas acciones y masacres de trabajadores del subsuelo. La historia de la lucha sindical de principios del siglo XX muestra que los trabajadores mineros en Bolivia cumplían jornadas laborales de más de 12 horas, sin ningún beneficio adicional.

Han pasado 133 años desde ese importante derecho y en muchos países ya se empieza a reducir la jornada laboral a solo cuatro días semanales. La revista Ekos, informa que en el proyecto liderado por el grupo “4 Day Week Global”, al menos 3.000 emplead@s de 70 empresas trabajarán solo cuatro días, para medir si una semana laboral más corta puede ser beneficiosa para l@s emplead@s en materia de salud, energía o satisfacción laboral, sin afectar la productividad de las empresas.

Entre los países que tienen semana laboral de 4 días se encuentra Nueva Zelanda con la empresa Perpetual Guardian, pionera en probar el modelo en el 2018 donde l@s trabajador@s pudieron dedicar más tiempo a su vida cotidiana y a sus seres queridos. En Bélgica la semana laboral es de 38 horas y l@s trabajador@s tienen la opción de cumplir con ese tiempo en cuatro días de trabajo. Islandia arrancó sus ensayos de la jornada laboral de cuatro días en 2015 y los extendió hasta el 2019, donde l@s emplead@s encontraron un mayor balance entre su vida laboral y personal, sobre todo las mujeres.

En España la primera empresa que aplicó la medida fue Software Delsol, cuy@s 136 emplead@s comenzaron en 2020 a trabajar solo 36 horas a la semana. Por su lado, Panasonic y Microsoft fueron las primeras empresas que apostaron por este cambio en Japón, logrando aumentar en un 40% su productividad. A mediados de 2021, el gobierno japonés propuso a las empresas aplicar la medida para reducir el estrés de sus emplead@s y para impulsar la economía del país.

4 day week global tiene previsto aplicarse en Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y Australia. Según los estudios de esta organización, un 78% de l@s emplead@s que han aplicado una jornada de cuatro días de trabajo se sienten más felices y menos estresados.

En la Argentina, desde el mes de julio, la empresa japonesa Ricoh implementa el trabajo de 4 días a la semana sin que aumenten las horas de la jornada diaria y con el mismo salario.

Recientemente, se publicó un estudio del gobierno de Islandia en el cual, de 2015 a 2019, realizó ensayos a gran escala de una semana laboral reducida a 36 horas sin bajar el salario. Este informe concluyó que, con esta disminución, las personas son más felices, saludables y productivas, y las empresas no disminuyen su producción.

Entre otras ventajas, se mejora el rendimiento de l@s emplead@s, las relaciones familiares, en particular en la educación y contacto con l@s hij@s, las relaciones conyugales, se auspician emprendimientos familiares, se incentiva el turismo interno y ante todo se incentiva el índice de la felicidad. Además, con esta medida, las empresas no tendrían problemas en los procesos productivos, la atención al cliente, los servicios y las ventas porque se cubrirá con un sistema de turnos los fines de semana.

En el país, de acuerdo a la Agenda Patriótica 2025 de la Bolivia Digna y Soberana el pilar 12 corresponde al disfrute y felicidad… de nuestros sueños. En ese sentido, la aplicación de esta medida permitiría contribuir al cumplimiento de sus metas.