Remezón político

0
905

Con el anuncio de que la presidenta Jeanine Añez será candidata para su cargo se remueve el escenario político-partidario y por ende, empieza a cambiar  el humor de sus simpatizantes y adherentes, provoca el disgusto de sus nuevos adversarios, e irrita a sus enemigos de siempre. 

¿Cómo entender este remezón? Aquí unas conjeturas.
Desde la perspectiva moral,  su condición de presidenta-candidata será objeto de múltiples juicios de valor por una simple razón: repite el comportamiento de Evo,  cuestionado por su propio partido y la ciudadanía por más de una década. Aquí valdrán las argucias jurídicas para imponer un orden legal deslegitimado: todo tiene un arreglo jurídico después de una jocha en Bolivia. ( Un legado masista-populista, al parecer, para la eternidad).

Desde la perspectiva espacial e ideológica, la presi-candidata disputará el centro politico principalmente con Mesa y  Arce Catacora ( moderación),  considerando que su alianza con Sol.bo le permitirá moverse en el centro del espectro ideológico sin dificultades. Por lo tanto, se puede decir que ahora sí el campo partidario boliviano es competitivo. En el caso de Camacho,  que ya es predominante en  la centro y extrema derecha, tendrá mayor trabajo para ganar un lugar en este espacio privilegiado,  considerando que Pumari puede ser su clave de acceso.  Para  Samuel y Tuto este espacio se reduce aún más,  dependerá de sus habilidades políticas  para empezar a hacer gata parida a los adversarios circunstanciales,  no necesariamente al MAS que tiene su voto duro y puro.

Desde la perspectiva pragmática, fue una acción oportunista pero acertada. Representa la síntesis de la cultura política boliviana:  viveza criolla. Es decir, movidas tácticas de último momento con eficacia y tino. Los partidos tradicionales saben mucho de esto.

Sin duda alguna este remezón ha provocado un viernes inusual por alterar las emociones y pasiones ciudadanas supuestamente controladas.

Nada está dicho para el 3-M, por lo tanto no hay que darle bola a los fantasmas tóxicos.