DE BOCA PARA AFUERA.

Los laberintos de hormigas
Están al sol.
No hay congestión.
Tantas puertas que se miran.
Ventanas cerradas que
guardan secretos.
El pavimento inhala.
Los semáforos inútiles.
La luz deja ver.
El sol por fin en la tierra,
las noches en lentejuelas
Y un silencio desconocido.
Los árboles se enderezan.
Las aves realmente vuelan,
son libres.
Pero nosotros no,
somos libres pero no.
Y aprieta el pecho
la nostalgia del gentío.
Un extrañar lo absurdo,
una paz con arrebatos
y rumores de estomago
Los
Días
Que
Son
Noches.
Un decir de sobrevivir
De
Boca
Para
Afuera.

Cuarentena 2020.

SE MUERE EN UN BESO

Se muere en un beso,
se muere.
Claudican los ojos en el suspiro,
pulsa enérgica la sangre
tras la borrasca cálida
que deja la boca…
el advenido paladear
de la saliva,
el latido fuerte
de los labios urdidos,
y en el respirar atorado
que detiene el tiempo…
así se muere…
con
un
beso.

ÉSTE ESPIRITU NO SE CALLA.

Vamos levantados
sin fusil y sin metralla,
las calles ya conocen de balas, de sangre y hasta de muerte,
han de saber entonces de poesía y de arte,
De este espíritu de escritor, de poeta y cantor.
Repudio al poder que se ha vuelto mordaza,
Y el cretino, la carlanga de una cadena que no alcanza
el tobillo del que escribe, del que pinta y del que canta.
¡Éste espíritu no se calla!
Sin miedo no hay barrotes.
¡Vamos levantados
con letras sin censura!
Nosotros que somos el alma, la sangre de un pueblo de ilustres,
el caudal de luminarias en las venas de esta tierra,
tierra de libres pensadores sin forasteros opresores.
¡No se gobierna el alma del que escribe!
¡Éste espíritu no se calla!

                                                                                                                       En respuesta al Anteproyecto de ley del artista

Cochabamba 2019.

EMERGENTE

En la comisura de mis temores
anidaba su letargo
-La mariposa.
Contra astillas en la madeja,
de mis heridas, asoma
Triunfante, aureolada
Y olvidada,
– resucita.

Iridiscente emerge
en un centello de alegría,
un torrente forastero,
una alegoría de mariposa,
un efluvio vertiginoso
de regocijos alados.
… Y por fin sonrío.

Biografía

Adrianne R. Tardío, nació en Cochabamba, escribe poesía y narrativa, es artista plástica autodidacta, apasionada por el arte y la literatura. Estudió Publicidad y también Derecho. El 2015 recibió el reconocimiento de Honor al Mérito por “Líder Voluntaria”, de la Confederación Nacional de Instituciones Femeninas, el 2018 fue reconocida como “Poetisa” por el Gobierno Autónomo Municipal de Cochabamba a través de la Secretaría de Cultura, el 2018 recibió la distinción de “Patria y Cultura” del Comité Departamental de Clubes del Libro Cochabamba, el 2019 fue distinguida con el Galardón “Cristo de la Concordia” de la Sociedad Internacional de Poetas, Escritores y Artista, el 2019, también, le hizo un reconocimiento por su aporte a la literatura y la cultura en Latinoamérica, la Asamblea Legislativa Departamental de Cochabamba, Comisión Quinta de Interculturalidad, Derechos Humanos y Seguridad Integral. Fue reconocida por el Gobierno Autónomo Departamental de Cochabamba por enriquecer la cultura y fomentar el desarrollo artístico del Departamento de Cochabamba. Actualmente es presidente del Club del Libro ¨Nataniel Aguirre¨ y es parte de la directiva del Comité Departamental de Clubes del Libro Cochabamba. Sus obras ¨Imaginero¨, poemario (2013), ¨Cajón de Costurera¨, poemario (2020) y próxima a publicar, “Del Anaquel de Epifanías”, cuentos cortos.