Oh que será, será…

0
346

Digamos por un momento que asumimos como ciertos los discursos conciliadores de los nuevos gobernantes. Supongamos pues que les creemos que esas son sus intenciones y no nos están mamando.

Digamos también que aceptamos como buena prueba de ello, el hecho de no encontrar en el nuevo gabinete, muchas figuras asociadas a la podredumbre del evismo bastardo y nos quedamos esperanzados con el discurso buenito de la Ministra de la Presidencia. O sea, hagámonos a los cojudos y creamos que el Gobierno quiere fumarse la pipa de la paz.

Pero ¿qué hacemos con sus militantes? ¿Qué hacemos con los de El Alto chillando por tres ministerios? ¿Qué hacemos con los alevosos que gritan venganza en los distintas reparticiones? ¿Qué hacemos con los mineros que quieren heredar un cargo de un muertito? ¿Qué hacemos con los bastarditos que ya entraron a las oficinas a pedir cabezas? ¿Qué hacemos con los cretinoides de las Redes que piden linchamiento mediático para los de «derecha»? ¿Qué hacemos con el propio Evo que anda desesperado de prensa opinando y anunciando cosas como si el fuera el presidente? ¿Qué mierdas hacemos con tanto pelotudo suelto?

La verdad es que el Gobierno, o se deja avasallar por esa cáfila de antropoides que son «sus bases» o en pedo nos está mamando de frente y este País se va hacia una distopía del orto conducida por las tripas de los odiadores buscapegas y vengativos. Por el bien del paisito, esperemos que el Presi tenga pasta de presi. La mierda, qué será, será….