Paceñismo esencial

Cae a tus pies un ritual,
es tu aura algente un beso en las mejillas,
es el gris de tu anatomía que se delinea con la luz de Los Andes,
recovecos de la infancia, una góndola que trepa la Sucre,
es un deambular la Jaén, o un saltar al vértigo de Cochuna,
La Paz y el ser.

Una ola de de latidos furiosos son tu rigidez,
entre los astros Wara te guía, caótica y milagrosa,
para cuando supervives al llanto de tus hijos muertos;
tu luto es un deber,
tu crepúsculo un misterio.

Sáenz y Viscarra susurran en sus callejones,
hablan sobre tus curvas inauditas, un circo de esperanza,
sueños hechos cumbre y senos piel cobriza,
hablan sobre sus mártires, sobre sus tiranos.

Tus canas, tus surcos,
tus heridas hechas vertiente y sendero, claman: ¡Estos son tus cerros!
Es tu cuerpo subterráneo la mística de un universo,
un vestido astrífero el techo donde gobiernas.

En este cielo-tierra no caben las despedidas,
es La Paz la madre de las melancolías,
en su asfalto carcomido por las horas
hay quien traza un torpe adiós,
el viento escupe los desprecios.
Entre la Pérez y San Miguel se eleva un rezo, un anhelo,
un manantial de luz amarillo-sodio nos inunda,
son tus memorias, mis años, los perros.
Nos miras fijamente entre la bruma y la lontananza,
sabes que la distancia es solo un velo.

Canto a San Salvador

Cinco de la madrugada, no quedan pupusas, tan solo un café bien negro, vamos al Boquerón sonríe el guía, él conoce los intestinos del dragón. Tras trepar en el pick up empieza la aventura, todos suspendidos en tres barras de aluminio, así juegan los cipotes.
Se van bajando entre saltos y carcajadas, el chichi en brazos de la madre se pone serio al ver que sus hermanos se van deshojando del cacharro.

Toca pupitre y pizarra en el centro escolar Cantón El Progreso. Bajan los últimos agricultores haciendo polvo, sonriendo con sus dientes de blanco elote. Llegamos, solos, el volcán y un sendero serpenteante, a tres casas se eleva una alabanza, calaminas multicolores que presagian tregua y consuelo. Nos vamos adentrando en el coloso. ¡Súbito! Sale del verde tupido el joven-mula cargando dos veces su peso, se desliza como agua furiosa que choca contra la roca, es su carga el maná para su hogar y sus afectos.

Seguimos descendiendo por la lava hecha jungla. Sin anestecia la fiebra baja, como bajan nuestros abultados cuerpos, la bestia dormida nos regala la bienvenida: mariposas tricolores, sendas telas sin arañas, la soledad y un susurro de Dios. El guía generoso cuenta sus muertos, los cuenta sin número que le hacen falta los dedos. Unos fueron lanzados del balcón, otros tragados por el temblor. Sudamos y bebemos agua que sabe a vapor. Tres horas de bajada, hasta el rojo te pide perdón. ¡Basta, suplican las piernas! Olemos a TAL , cuánto milagro sin atender, ahí late esta nación. Sus muertos florecen en el “café con leche”, en el “Raque Canas”, en las orquidias de tierra. Tocamos fondo en un delirio.

Tras la visita al Edén la pausa se esfuma, toca volver, es el riesgo del paraíso perdido, ascender no subir, elevarse no trepar. Casi por llegar a la cima está ELLA recogiendo la cosecha, el fiel Nerón la acompaña atento. Tiene las arrugas florecidas en su rostro ¿Nunan cuánto has sembrado? ¿Dónde está Nuteku? Coloca un gran madero sobre su yagual, ella se llama Nuyulu. Se pone de pie, majestuosa, se viste de humildad, su transpiración riega el jardín del volcán.

Kukuk, así se dice Dolor en Nawat.

El sufrimiento, como la luz, nacen del abandono,
como la esperanza que grita enmudecido San Salvador.

Otoño (Dime)

I

¿Es el umbral de luz el inicio?
ó es el caminar hacia adentro el génesis de toda alma,
es un sendero la búsqueda de uno mismo o es la búsqueda del otro?

¿Son las palabras chispas en el infinito
ó es un abrazo la eternidad?
¿Es el otro nuestro reflejo
ó es su ausencia un agujero negro?

Demasiadas interrogantes para una sola vida.
Quizá es ésta búsqueda el camino y cada paso una respuesta.
Siembras la luz en el jardín de la falsedad,
de batallas perdidas y bruscas intenciones,
desfallecido sin colores
nace un tiempo sin dimensiones.

II

Dime quién tocará la locura,
dime quién mecerá el otoño.

Cuando las palabras culminen,
cuando el reloj se derrita,
cuando florezcan los cantos
serán tus manos la lluvia que limpie la herida.

Dime quién salvará la esencia,
dime quién vestirá al olvido.

Cuando nace el día, me pregunto
dónde están nuestros muertos,
esperanzas inquietas

de un soñar despierto.

Verlassen (von Sieben)

Tagesanbruch, das Haus derer, die unter der Venusplage leiden.
Stummes Geschrei, verbissene Lippen,
schrille Nächte voller Augenringe mit schweren Lidern,
Bücher, in deren Seiten Herzschläge blättern.

Das Nichts als Selbstaufgabe,
sich selbst strafend und die Auferstehung suchend.
Ist die Verlassenheit ein Bruch ohne Wendung?

Abandono

Es la madrugada la casa de quien padece mal de venus,
son los gritos enmudecidos, los labios mordidos,
estridentes noches de ojeras,
de párpados pesados,
de libros hojeando latidos.

La nada como el abandono a sí mismo,
castigo así mismo y búsqueda de un resucitar,
es acaso el abandono un quiebre sin retorno.

The Prayer (from Hurt)

I wanted to pray but the sound of the bullets broke my peace
I wanted to pray but the raped woman knocked at my door
I wanted to pray but the cry of the abandoned baby sounded around
I wanted to pray but the yells of a robbed man distracted my concentration
I wanted to pray but the blood of my people was flowing into my house
I wanted to pray but the airplanes were falling down between the stars
I wanted to pray but the smoke of the fired wood intoxicated me
I wanted to pray but the stones of the furious people broke my window
I wanted to pray but the shouts of the ignorant dictator destroyed my harmony
I wanted to pray but the moan of the mother who lost her son affected me
I wanted to pray but the indifference of my neighbor beat me
I wanted to pray but the smell of drugs and alcohol numbed my mind

Ssssssshhhhhh

Now that everything is destroyed,
bloody, dirty, dark,
ugly and deeply sad

Now that almost everybody has died,
a result of their world, their ideas, their misery

I wanted to pray for those who never give up searching for light.

La Plegaria

Quiero orar, mas el sonido de balas quiebran mi paz
Quiero orar, mas la mujer vejada toca mi puerta
Quiero orar, mas el gemido de la criatura abandonada se oye cercano
Quiero orar, mas los gritos del hombre asaltado rompen mi concentración
Quiero orar, mas la sangre de mi gente entra por la puerta de mi hogar
Quiero orar, mas los aviones caen entre las estrellas
Quiero orar, mas el humo del bosque en llamas me intoxica
Quiero orar, mas las piedras de los furibundos destrozan mi ventana
Quiero orar, mas los baladros del dictador violan mi armonía
Quiero orar, mas el llanto de la madre que perdió a su niño me estremece
Quiero orar, mas la indiferencia del vecino me golpea
Quiero orar, mas el olor a drogas y alcohol nublan mi mente

Ssssssshhhhhh

Ahora que todo está derruido,
horrendo y profundamente triste.

Ahora que la humanidad se ha sofocado
consecuencia de su orbe, sus ideas y su miseria.

Quiero orar por quienes jamás claudicaron
la búsqueda de luz.

La niña corre (de Femme)

La niña corre, vuela, cae, ella sigue,
sabe, sin conocer el camino por el que va.

La niña vibra infancia su rostro al cielo,
no confiesa cada travesura,
ni le importa,
no conoce la usura.

Sabe a pasto, sabe a luz, sabe al alba,
cuenta los cantos, cuenta los peces,
las muñecas vestidas
escuchan su historia a veces.

Biografía

Milan M.A. Gonzales, boliviano-alemán. Se forma en Marketing y Publicidad, para especializarse  en Periodismo en Alemania. Es poeta, gestor cultural, editor, fotógrafo, conferencista y docente. En 2002 crea los talleres Mentaliza Alma en el psiquiátrico de Sucre, Bolivia, así como el Taller Libertalia que se desarrolla en cárceles de Bolivia, Chile y Guatemala hasta la actualidad. Es fundador de la banda Die Prallheit (La Plenitud) con la que propone el género musical poesía-rock.

Contribuye con diversos medios de prensa como ser el periódico La Razón, Bolivia; Revista Suyay, Perú;The Rhode Island Catholic, Estados Unidos; Radio BLN.FM, Alemania; la revista Zitty o el matutino Mittelbayerische, Alemania, entre otros. Actualemente es corresponsal del periódico Página Siete.

El año 2019 presentó su primer poemario escrito en alemán Sieben (Siete). Se desempeña como director creativo de BMD-Pacifc Group en Alemania.