Asesina serial

Dina Grijalva – México

En cada cuento mata al personaje.

Judas

Norma Mayorga – Bolivia

Aquel político era el hombre de confianza del presidente. Convocado para declarar sobre los últimos convenios y el paradero del presidente afirmó desconocer datos. Hizo unas señas y el cuadro de la Ultima Cena cayó.

Transmutación

Chris Morales – México

Siempre me dijeron en el pueblo: «tonto gallina». Por el simple hecho de no ser tan osado como los demás niños. Crecí pensando que era lo peor de la granja.

Ahora vivo en la ciudad, me visto con lentejuelas y me adorno con plumas ¿de pollo? No, de gallina; de una tenaz, arriesgada y libre.

                                  Yugular

Yurena González Herrera – España

Aquellos chicos desaparecieron en el bosque, así, sin más. Sobrecogidos y paralizados, decidimos escondernos en nuestras vidas. Después de aquello nos sacudiamos los recuerdos cuando nos alcanzaban. Lo sentía a menudo al pasar por allí: el acecho; algo, en el rabillo del ojo, se movía. Ahora les veo a menudo, de lejos. Nos miramos de la única forma en que podemos: en silencio. A mí también han dejado de buscarme.

                                        Perpetuidad

Graciela Ramos Domínguez – México

“El hombre qué amé se ha convertido en fantasma…” todas las noches viene a besarme y a rogar que, a mi muerte, alguien de buen corazón mezcle mis cenizas con las de él.

                                           Para que no te fueras

Claudia Cortalezzi – Argentina

 Pedí detener el tiempo, y el tiempo se detuvo; pero sólo para mí. Fue entonces cuando te vi salir de mi eterno segundo y supe que ya no podrías regresar.