Por amor

Chris Morales – México

No podía dejar que mi padre sufriera a causa de esa enfermedad crónica degenerativa. En realidad, todos le tememos al dolor. Lo bueno que la muerte le llegó casi de manera instantánea. Ahora él descansa y yo también, pues el día del atropello le quité las placas al auto.

Crisis

Amalia Cordero – Cuba

Esta mañana llegaron muy pocos obreros. Una extraña coincidencia ahuyentó a la mayoría. Algunas máquinas se encendieron en vano. Necesitaron de las silenciadas. Se disparararon las alarmas: llegó la orden de cerrar la fábrica. Nadie les preguntó cómo harían para pagar el gas, el agua y el hospital a donde se suponía que debían llevar a los contagiados. Las calles se contagiaron de rostros decepcionados, de bolsillos vacíos. Los obreros no pudieron alcanzar ni las plazas ni los salarios, por lo menos, para comer y enterrar sus muertos.  

Despertar

Estéfani Huiza Fernández – Bolivia

Una noche todos los humanos soñaron lo mismo. El cielo era morado, las estrellas gigantes y el sol estaba hecho de pie de limón. No había gobernantes, ni hambre, ni guerras, el mundo era perfecto. Se podía viajar con sólo cerrar los ojos, la mejor parte era que podías amar sin preguntar al corazón.

Calidad y Cantidad

Alejandro Jodorowsky – Chile

No se enamoró de ella, sino de su sombra. La iba a visitar al alba, cuando su amada era más larga.

Las dimensiones del alma

José Antonio García Pérez – Cuba

Bajé un momento del tercer piso a la sala, y recién se habían llevado el espejo. Lo vendimos. Como otras tantas cosas. No más de entrar se me comprimió el pecho por el centro hacia la espalda, como si se me colara por un pequeño agujero, en una consistencia arenosa. Llevaba casi mi edad allí. Ahora, en vez de parecer todo más espacioso, (al menos a mí) se me reduce. Su profundidad servía de galería o dimensión paralela, que hacía más grande mi casa. La sala parecía 10×8 en vez de 5×4. Tiene que valer la pena salir del PDPE. Tiene que valer, porque duele. Ahora el agujero pide hasta mi garganta. Pásenme la hooka por favor.