Mentiras y cambio climático…

0
923

Goebbels el ministro de propaganda nazi, quien hizo de la mentira una de sus mejores armas y a quien muchos políticos hoy pretenden imitar sin darse cuenta, que la realidad en el siglo pasado era muy diferente. Desde entonces a ahora no solo han pasado muchas cosas, la evolución de las tecnologías de la información han alcanzado niveles ni siquiera soñados en esas épocas. Hoy es muy fácil acceder a la información de lo que ocurre en cualquier parte del mundo en pocos minutos. Además, que el desarrollo de las redes sociales, nos permiten que hechos noticiosos que podrían no ser del agrado de los gobernantes se propaguen por el mundo casi inmediatamente. Por ello pretender mentir impunemente hoy en día, no solo que es algo imposible, sino, que de lejos es una estupidez, que será descubierta en muy pocas horas, por no decir minutos.

El presidente Evo Morales, de quién sabemos que no se caracteriza por su vasto conocimiento del mundo y las tecnologías de la información, cree que vivimos a mediados del siglo pasado dónde era muy difícil enterarse de lo que pasa en otras partes del mundo. Por eso si que se le mueva un pelo es capaz de afirmar que el gobierno que él preside ha actuado rápidamente y con eficacia ante los incendios. Una persona normal, haciendo buen uso de un celular puede saber, cuándo comenzaron los incendios, que extensiones abarcaron, y donde continúan todavía. Es más, no porque se encuentre en Nueva York, los bolivianos de cualquier lado, podemos enterarnos de lo que dice prácticamente al vivo, con lo cual sus mentiras vienen descubiertas casi inmediatamente, peor en eventos tan importantes como la Asamblea de Organización de Naciones Unidas sobre el cambio climático. Por lo que sus afirmaciones disfrazadas de discurso ideológico lo único que nos demuestran es su ignorancia sobre el tema.

Ahora, pongamos las cosas en su verdadera dimensión, el tema del cambio climático si bien está de moda, no es un tema nuevo. Es un tema que se debate hace muchos años en el mundo, pero como no es un tema que tocará vivir a las actuales generaciones en su verdadera dimensión de desastre, no es todavía un tema prioritario, aunque cada vez adquiere mayor importancia. No quiero dudar de las buenas intenciones la niña Sueca activista ambientalista que se ha convertido en una celebridad en el último tiempo. Pero si, permítanme dudar de que intereses, se encuentran de todo este show muy bien montado, por lo que me voy a permitir hacer algunas puntualizaciones.

Greta Thunsberg, no es la primera activista ambientalista ni nada por el estilo, si mi hijo cuando tenía la misma edad hubiera ido a protestar a las puertas del parlamento boliviano, estoy seguro que ni siquiera hubiera salido en las noticias.

En nuestro continente, hubo muchos ambientalistas que verdaderamente lucharon contra los intereses de quienes destruyen nuestro planeta, motivo por el cuál no es que se faltaron a clases, sino, que fueron asesinados vilmente, como Chico Mendez o Berta Cáceres y sus asesinatos aún hoy siguen impunes. Pero de ese tema muchos prefieren hacerse los suecos, entre ellos la querida Greta, que espero sea por su falta de información y su corta edad. Pero espero sinceramente, que su labor consiga más logros de los que tuvieron Chico o Berta, de quienes no debemos olvidarnos. Perdón creo que me he desviado del tema principal, es que no sé porque estos temas me distraen y como a mi mucha gente, pero en el fondo creo que esa es la intención. Esa distracción también aprovecha Morales para seguir haciéndonos creer que, en el resto del mundo él es bien recibido y bien visto, un indígena que pelea por los derechos de la Madre Tierra.

Eso no es cierto, en el mundo saben perfectamente muy bien quién es y cómo es, pero ese tema no les incumbe a ellos, en su momento de una manera u otra intervendrán cuando lo vean necesario, por el momento les es necesario, les está haciendo el trabajo sucio. Es él que pone la cara para quemar casi cuatro millones de hectáreas de bosque para que grandes empresas trasnacionales produzcan bio-combustibles, algo de carne y bueno si se puede un poco de drogas más.

Porque -digámoslo claro- para eso se han quemado nuestros bosques de la Chiquitanía.

Es un dictador, que se quiere reelegir por cuarta vez, que a su vez está implementando un plan perverso de colonización para que su gente obtenga tierras gratis del estado y cambiar la idiosincrasia de las gentes de las zonas afectadas, es un problema nuestro que a ellos no les preocupa, la miran de palco, ese es un problema que los bolivianos debemos resolver, no pensemos en que vendrán de afuera a poder solucionarlos…