Me pueden llamar cobarde…

0
438

Estoy seguro que muchos me llamarán cobarde, incluso creo que otros me insultaran con adjetivos de mayor calibre. Simplemente porque creo que hablar de elecciones en este momento no tiene sentido, estamos viviendo la peor pandemia de la historia, por lo menos de la historia de la gente de mi edad, que ya no somos unos chiquillos, en un par de años estaremos cumpliendo los sesenta.

Puedo confesar que me da miedo salir a la calle, creo que es muy peligroso. Pero no siento miedo solo por lo que me pueda pasar, siento miedo por lo que nos está pasando, ¿en que tipo de personas nos estamos convirtiendo? ¿que tipo de sociedad estamos construyendo?

No es posible que haya gente dispuesta a poner en peligro la vida de los demás, por míseros 100 bs. que reciben para boicotear la cuarentena, exigiendo elecciones. No es posible que se pretenda cambiar al capitán del barco en plena tormenta, no solo es estúpido, es criminal. No es posible que vivamos en un país, dónde hay gente que apedrea buses en el que viaja personal de salud que, todos los días arriesga su vida para salvar la vida de la gente en este momento tan difícil.

Como si todo eso fuera poco, inclusive tenemos que aguantar a gente que crea que debemos respetar los derechos de esas bestias criminales, que apoye su pedido de llamar a elecciones porque es políticamente correcto. Aguantar que digan que es un gobierno de transición que solo debía llamar a elecciones y pretende ocuparse de problemas como la pandemia o de temas más triviales, como a enfrentar la crisis económica que se nos viene, que es tanto o más peligrosa que la pandemia, además de ser una consecuencia directa de la misma.

No se equivoquen, no es solo por miedo que pienso así, lo hago porque para mi el salvar vidas, no solo es y debe ser lo más urgente. Básicamente es sobre todo un tema de principios, es un tema de valores éticos y morales. Es un tema que tiene ver con el tipo de sociedad queremos construir y/o estamos construyendo, donde la vida de la gente es menos importante que la posición política de uno u otro lado, porque, no es políticamente correcto. Una sociedad así, es más egoista y menos solidaria, es una sociedad muy alejada a lo que el mundo quiso ser o soñamos que fuera. Es una sociedad que va directo a su autodestrucción.

Hablar de fraternidad ya viene a ser una utopía.

Durante muchos años fuimos gobernados por unos maestros del sofisma que han logrado que esa forma de ser, sea vista como parte de la normalidad. Traduzco, la falsedad era el pan de cada día expuesto perversamente, de la manera que parecierá. Nos vendieron un sueño que ni ellos creían y resultó ser una pesadilla, sus intenciones eran otras pero lograron que esas falsedades sean asumidas dentro lo políticamente correcto.