Suicidas incompletos…

Suicidas incompletos.
Suicidas fracasados.
Suicidas interruptus.
Un día hay que cobrar valor
y pegarse el tiro de la misericordia.
Para mí la cultura es sólo juego:
un juego con la vida con la muerte
con los dados cargados de la nada.

Me encanta fracasar…

Me encanta fracasar!
pero que mis enemigos triunfen
eso sí que no lo soporto.
Abismos en los que me precipito
hasta el último verso.
Alambre sobre el vacío
por donde transito.
Siempre me las he arreglado
para llevar una vida de mierda:
una existencia que nada más ofrece
innumeras formas de morir.
Poesía que no labra
mansiones de la pureza.

Luego de vivir cinco meses en La Paz…

Luego de vivir cinco meses en La Paz
la irrealidad eclipsa mi ser.
Una nube como un enorme gato gris
se ha retrepado al Illimani1.
Buscando una persona encuentro otra
hora o edad en que las coyunturas
me han abandonado.
Libros que me salvaron del suicidio
(suicidio que me hubiera salvado
de ciertos libros).
Nostalgias del amor me han devastado
y arrasado aquí esperando
la próxima nota de mi canción inmortal.
El momento en que estás
frente a algo que no sabes qué es.
1: Majestuoso volcán inactivo, guardián celoso de mi amada La Paz.

Hoy en mi sueño te perdí…

Hoy en mi sueño
te perdí.
Despierto a la soledad
y la soledad se para y anda
y llena todo
con su enfática presencia.
Lámpara de mis últimos días!
Y hay dos vertientes
de mi soledad:
La una es conmigo, la otra
es con los otros.
Y sin embargo es la misma.

Una Frazada de parroquiano

Una frazada de parroquiano
Abandonada a la intemperie y los organismos
Donde ha dormido la tempestad
Y se ha revolcado el torrente
Lavada sin asco y con paciencia
Para yacer en ella como en algo propio
Caiga el olvido sobre las cosas encontradas
Cartonosa además en su textura
Que se niega a abandonar una última forma
Si esta frazada hablara
Qué no diría con la voz del río
Un mundo en la corriente de lodo e insecto
Y raíces y piedras y reptiles…
Y ahora está callada bajo mí
Proyecto de esqueleto
Que se niega a dormir
Y no se duerme!

Biografía

Julio Barriga  [9895] Poeta tarijeño aunque nacido en la provincia Nor Cinti (Chuquisaca), Bolivia en 1956. Ha publicado los siguientes: El Fuego Está Cortado (1992), Aforismos desaforados (1994), Aforismos Desafora2 (2002), Versos Perversos (2004, una suerte de antología personal) y Cuaderno de Sombra (2008) y El hombre que amaba a Amy Winehouse (2013).