Entendiendo a Doña Historia…

0
651

Intentar entender a Doña historia sin ponernos a ver el entorno, el momento histórico y las cosas que pasaban y el por qué pasaban, no solo es una estupidez, sino también es un acto perverso, que nos va a llevar inevitablemente a tener una lectura equivocada. Es común entre aprendices de políticos (politiqueros) y los fascistas; sobre todo, ocurre con aquellos que creyendo que son grandes matemáticos aplican una lógica matemática a los hechos sociales que ocurren con Doña Historia.

Suelen dividir a la gente entre buenos y malos, como si la vida fuera en blanco y negro, sin mirar el contexto de otros elementos que conforman la imagen, utilizan ciertos hechos que pueden ser ciertos para afirmar -extrapolando los hechos- grandes falsedades, esta técnica se llama sofisma en literatura. El vice Presidente es uno de ellos y ahora, están de moda muchos otros, que hacen uso de su capacidad del manejo de la palabra para escribir libros de historia por encargo, con objetivos muy claros coyunturales que no tiene nada que ver con los hechos que se cuentan y pretenden determinar un patrón de comportamiento, cuando en realidad Don Historia recorrió caminos muchos más complejos dónde existe una infinidad de gamas de grises.

Hay quienes afirman que la historia la cuentan los vencedores, olvidándose ex profesamente de la visión de los vencidos, pero a veces ocurre con el paso del tiempo, que lo que ayer se consideraba políticamente correcto o necesario e imprescindible, hoy se puede leer como un acto de totalitarismo y de crueldad innecesaria.

Por ejemplo entender al Che Guevara y/o a la revolución cubana, sin mirar su contexto resulta incomprensible, así como en la década de los 70 se la mitifico tanto, que se decía que era el ejemplo de la dignidad latinoamericana, hoy para muchos con el acceso a mayor información, se podría decir que esa afirmación “lo de la dignidad latinoamericana” es una soberana mentira.

Pero no es ni lo uno ni lo otro, hubo como en todo proceso cosas buenas y cosas malas, y habrá que meditarlas con mucha calma, porque el debate aún sigue en vigencia en gran parte del mundo, salvo los extremos que tienen por antonomasia, verdades únicas e indiscutibles, ya han sacado su propia conclusión.

Geoge Orwell en su libro “Mi guerra civil española” afirmaba con lucidez: “Ningún periódico cuenta nunca con fidelidad cómo suceden las cosas, pero en España, (se refiere a la España de la guerra civil entre 1936 y 1939), vi por primera vez noticias de prensa que no tenían relación con los hechos, ni siquiera la relación que se presupone en una mentira corriente. La historia se escribirá, no desde el punto de vista de lo que había ocurrido, sino desde el punto de vista de lo que tenía que haber ocurrido según las distintas “líneas de partido”. Aún continúa ese debate en la España de hoy, con la aplicación de algunas leyes.

Pero, esto se está poniendo serio y muy aburrido, veamos algunos ejemplos más simpáticos y no tan burdos cómo el ya conocido de nuestro gran matemático “el sol ya no va a salir, la luna se va a esconder…” Les propongo hagamos un ejercicio, que pasaría si Ghandi se presentase a las elecciones de Octubre, que dirían los opositores y/o el gobierno:

  • Ese es funcional al régimen, si estudió en el corazón de imperio, vivía en Londres rodeado de lujos, mientras aquí la gente no tenía ni que comer…
  • Ese es un tibio, en vez de pelear contra el régimen y no aceptar sus reglas, deberíamos sacarlos a patados a todos, y este viene a hablar de medidas pacíficas, dónde estamos los bolivianos, somos unos cobardes, ese es el otro candidato de ellos.
  • No se dejen confundir es otro socialista, comunista, marxista, castro chavista, partidario de la ideología de género, por eso habla de pacifismo, ecologismo y esas vainas.
  • Ese es otro colla ebierda, es un centralista, es un come cambas, debemos votar por uno de los nuestros.
  • Resulta que los caminos recorridos por Doña Historia no se pueden no se pueden aplicar tan linealmente, Arnold Toynbee en su librito Estudio de la historia que apenas consta de 12 tomos, su compendio la versión reducida es de tres tomos, decomo 600 páginas cada uno. Después de analizar 6000 años de historia, llega a la conclusión que nunca un régimen, sin importar del tipo que sea, ha sido tumbado por otro, ya sea un enemigo interno o externo. Los regímenes se caen por la propia descomposición interna. Y la posta le toca a cualquier otra ya sea que estuviere preparado o no o pasaba por ahí, y agarra el mando, la única regla es estar en el momento preciso en el momento correcto. Señales de la descomposición del actual régimen, tenemos de sobra, para que nombrar obviedades, como la corrupción o el narco tráfico.
    Pero veamos los caminos de Doña Historia con un tema de moda y todos lo utilizan para justificar sus posiciones, como si no hubieran sido parte de lo que pasaba o se encontraban por la luna en un pequeño crucero. El año 2002 el MNR ganó las elecciones presidenciales a la cereza de Gonzalo Sánchez de Lozada. Sin entrar a detalles eran más de 50 años que el MNR desde su fundación en 1941, había sido parte preponderante de la vida política de este país, con sus luces y sombras cómo suele ocurrir, había logrado con esa elección su séptima presidencia, interrumpida por algunos años de gobiernos dictatoriales.
    A pesar de haber ganado las elecciones, era un gobierno muy débil, con una serie de fuerzas políticas en ascenso cuyo único objetivo era acabar con el MNR. Mediante la presión, el chantaje, lo que sea, había logrado una mayoría en el congreso. Ninguno de esos actos era ilegal en ese entonces. Pero no gozaba del apoyo de amplios sectores de la población, la oposición interna y externa al Gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada, logro coincidir más por temas de coyuntura que propuestas ideológicas, en dos propuestas básicas, el llamado a elecciones de una Asamblea Constituyente para aprobar una nueva Constitución, de que tipo no importaba, lo importante es que fuera nueva y se incluyeran algunos temas como los derechos de los pueblos indígenas, que si bien ya eran parte de la legislación, ellos querían ser incorporados en la Constitución política del estado. El otro tema era el llamado a un referéndum por las autonomías regionales.
    Si bien algunos sectores del MNR, estaban de acuerdo en ambas medidas, el gobierno se negaba a tocar el tema haciendo una cuestión de estado sobre ello, el resultado fue que aparentemente una mayoría, no verificada legalmente, puso en jaque al estado. Llegando a extremos que el palacio presidencial fue atacado por los estudiantes primero y después por la policía que exigía mejoras de sus niveles salariales teóricamente, se enfrentó a tiros con unidades del ejército que custodiaban el palacio presidencial. Un par de errores del Ministro de gobierno Carlos Sánchez Berzain que pretendiendo hacer de sheriff, montado en un helicóptero para liberar a unos turistas que quedaron atrapados en un bloqueo campesino, termino con la muerte del coronel del ejército que iba a liberar entre otros a un funcionario de la embajada norte americana que se encontraba entre los turistas, el Ministro que de puro oficioso se puso a dirigir el operativo, llevando la directo a la tropa a una emboscada de los campesinos.
    Posteriormente, otro grupo de bloqueadores de la ciudad del Alto pretenden incendiar la gasolinera de Senkata que tenía sus depósitos llenos de combustible y podía terminar en un desastre mayor, los soldaditos encargados de la seguridad entre el pánico y el terror por sus vidas, disparan contra los bloqueadores y el gobierno no cedía en sus posiciones.

El país vivía un clima de guerra civil, los muertos y heridos sumaban todos los días, dos personas se mostraron claramente contarios a lo que estaba pasando, la Defensora del Pueblo Doña Ana Romero de Campero y el vicepresidente Carlos Mesa, llamando a la pacificación del país. El presidente se vio obligado a huir del país, enviando una carta el Congreso con su renuncia, sin presentarse.
Finalmente se logra pacificar el país, porque literalmente nos estábamos matando entre bolivianos de uno y lado, dando pie a un proceso de transición, un llamado a elecciones anticipadas, un acuerdo de un llamado a La Asamblea Constituyente. Debido a las presiones para que se investiguen los hechos de Octubre del 2003, Carlos Mesa renuncia para que se investiguen en un marco de imparcialidad, investigación que realizaría el nuevo parlamento que se iba a elegir, en el mismo tono los Presidentes de la Cámaras de Senadores y de la Cámara de Diputados, segundo y tercero en la sucesión presidencial renuncian, dejando el cargo en manos del Presidente del Tribunal Supremo de Justicia, de esa manera se logró la pacificación del país. Que siendo justos su valentía tienen nombre y apellido. Ana María Romero de Campero, Carlos Mesa, Hormando Vaca Diéz y Mario Cossio. Dos de ellos ya han fallecido, uno se encentra exilado y el otro es vilipendiado a diario.
Volviendo al ejercicio anterior, sobre el clima político enrarecido antes de las elecciones de Octubre, que pasaría si Jesucristo se presentará a las elecciones, que dirían los opositores y/o el gobierno que mucha veces coinciden extrañamente.

  • Ese siempre fue funcional, nunca se opuso al régimen es más decía que hizo algunas cosas buenas.
  • Ese es otro invento socialista, comunista, castro chavista, defensor de la ideología de género, de defiende a la familia natural, dicen que andaba con una tal María Magdalena, que además tenía muchos amantes.
  • Ese es un tibio, nunca dijo las cosas claras, al Cesar lo que es del Cesar, que derecho tiene l dictador ese, este lo trata encubrir para después pasarle el gobierno de nuevo.
  • Ese no es confiable, sus amigos todos son raros hippies comunistoides, ademá a si vicepresidente quién lo conoce cuyo hijito es, ese debe ser otro come colla disfrazao, no ves que hasta para sacarse fotos se disfrazan, seguro ni ha estudiado su ropa se la debe compra en la Cumavi…

La verdad cómo van las cosas no se puede dar contento a nadie…