El Pachamamón y la Pachamamada

0
600

Me sorprendió que The Guardian, periódico de la izquierda británica, publicara declaraciones de ciudadanos bolivianos donde acusan a Evo Morales de ser el causante de los incendios del bosque seco chiquitano. Dice, además, de la similitud del accionar económico de Evo Morales y Jair Bolsonaro. Confirma que la parodia boliviana no tiene nada de ideológica; es simplemente un negocio donde el usurpador y su consorte están rifando el país, apoyados por la delincuencia cocalera y la delincuencia militar. Estos últimos mostraron, luego de su inmensa parodia de décadas, que son mercachifles y meretrices fáciles de ser compradas. No extraña que perdieran todas las guerras; en lugar de disparar andaban probándose las bragas. Solo pudieron vencer a media docena de hambrientos guerrilleros. Triste.

A ver si al fin la tonta izquierda europea se da cuenta que míster Morales es una marioneta del capital financiero, el claro y el oscuro, que obedece al patrón gringo y al patrón calabrés. Se le ha dado por lotear el país, destruirlo, plantar coca hasta en el culo de su chola (¿?) para luego, cuando quede Bolivia hecha Somalia, ir a dictar cátedra en la Sorbona y aprovecharse del cuerpito de las abundantes “revolucionarias” de allí dispuestas a darse enteras al chivo este. Chivito y chivato. Y chiva. Porque además de alcahuete es muchas cosas más. Ambidextro, maneja la diestra y también la siniestra. Lo derecho y lo nefando.

¿En qué quedó la famosa Pachamama? Es otra puta más del burdel “moralista”. La compran los chinos a precio risible y la copulan por cada uno de sus poros. El cafisio cobra, vende a la madre para que alumbre chinos. A ver si cuando empiece a parirlos duran los cocaleros en su alcoholizada vehemencia. Los chinos se cogerán también a sus mujeres.

Total, entre chinos y aymaras hay etnicidades fraternas. Es un poco devolver la tierra a sus legales dueños asiáticos. El cafisio para entonces estará lejos. Dudo que en otro lado lo dejen abusar quinceañeras, aunque en su gremio cualquier aberración está permitida. Sodomizar es para el masismo como comulgar. Todo parte de arriba, del entorno antinatura de sus líderes. Si Linera fue la chola del Mallku, como este lo afirmó, ya es otra chola, chola de tal. Y así gobiernan, en un puterío íntimo que extendieron al país todo. El fantasma de Muammar Qadafi empalado recorre el mundo, ha reemplazado al fantasma del comunismo. Parecen no entender.

Cuando se le acabe el bosque, el agua, la tierra, cuando la Pachamamada sea puta vieja, qué venderá el baratillero Evo Morales. A sí mismo, tal vez, pero eso despertaría celos con crisis de gabinete. A emigrar. A Corea del Norte… allí será segundo del mandamás. A Rusia… cola del mandamás. A Cuba… esfínter del mandamás. O tendrá que morir como capitán hundiéndose en su barco en la tierra que estafó. Dudo que tenga los huevos para hacerlo. Es bueno para vender y abusar, para humillar y violentar. Si hay karma, como dicen que hay, el suyo le traerá consecuencias funestas.

De lo que nos debemos asegurar es que ninguna cría venga a reemplazar a los tiranos. En eso hay que ser muy eficientes. No vaya a resultar como en la pobre Argentina, que la prostituta ladrona de la Kirchner retorne a gobernar. Se habla tanto del fin del mundo pero no hay valientes dispuestos a traer consigo el apocalipsis. Uno nunca sabe. A Tacho Somoza lo liquidó un poeta. El fuego suele venir desde lo inverosímil. Supongo que no hay otra solución. O se acaban ellos o muere el país, así de simple. Hasta a los culeadorcitos les llega la hora. El tic tac no para. Tic tac tictac, boom.