El modelo de desarrollo cruceño goza de buena salud

0
253

La Sociedad de Estudios Geográficos e Históricos de Santa Cruz (SEGH-SC), la misma que emitió el célebre Memorándum de 1904, y el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) publicaron el libro Modelo de Desarrollo Cruceño: Factores y valores que explican su éxito (22.09.2021). El primer tiraje de 1.500 ejemplares se agotó; el segundo -de 3.000 libros- está casi agotado a la fecha, pero las descargas vía internet no se agotan y suman ya casi 200.000 veces.

La SEGH-SC y el IBCE están felices, pero como alabanza en boca propia es vituperio, mejor es oír a quienes saben de lo que hablan. Mire lo que dijeron siete personalidades sobre el libro, por ahí se anima a leerlo Ud. también y se evita sofocones a la hora de opinar sobre el modelo de desarrollo cruceño:

A decir del escritor y poeta Homero Carvalho Oliva, si bien el modelo de desarrollo cruceño se discute desde hace años, los 4 autores del libro explican y revelan algunos secretos del mismo: “La fórmula esencial es el ser humano y sus emprendimientos bajo un modo de producción capitalista, en el que hombres y mujeres, nacidos o no en Santa Cruz (de ahí lo cruceño), trabajan por la región, el país y se proyectan al mundo moderno”.

Para Susana Seleme Antelo, politóloga y periodista: “Desde la historia, la filosofía y la economía, 4 autores explican el paso de una sociedad premoderna a su exitosa realidad socioeconómica, institucional y cultural. Los 4 encontraron aquí ´la tierra propia´ que los incorporó al desarrollo capitalista de producción, de creación de riqueza y oportunidades. Escriben, además, sobre los desafíos presentes y futuros, guiados por la epifanía del ‘alma cruceña”.

Armando Méndez Morales, expresidente del Banco Central de Bolivia y profesor emérito de la UMSA, con decenas de años de docencia y experiencia en el campo económico, dijo que: “La obra logra concretar la definición de Karl Popper, el concepto de sociedad abierta exitosa como democrática, liberal e individualista, al momento de referirse al espíritu cruceño. Felicitaciones por el excelente trabajo de investigación”.

Carlos Dabdoub Arrien, expresidente del Comité pro Santa Cruz y, en tal condición, protagonista de las luchas cívicas por la reivindicación de los intereses regionales, destacó que en el libro “se citan algunos valores intangibles, antes nunca relatados, para explicar el éxito del modelo de desarrollo cruceño. Se trata de un libro único en su género que bien vale la pena leerlo y meditarlo”.

Luis Fernando Barbery Paz, presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia y actor del desarrollo cruceño, dijo que la obra “es de alto valor, por su aporte a la trazabilidad de los hechos más relevantes del desarrollo histórico de Santa Cruz, sumándose a otros esfuerzos -como el Memorándum de 1904- buscando mejores días para la región, a través de su integración al país y al mundo”.

Jorge Akamine Toledo, presidente del Colegio Nacional de Economistas de Bolivia, con el equilibrio que le caracteriza, destacó que “el abordaje multidisciplinario del tema permite entender el desarrollo cruceño de una forma sencilla y didáctica, al narrar resumidamente su historia y exponer cómo han sido aprovechadas las ventajas comparativas de Santa Cruz, entre su fundación y la actualidad”.

Paula Peña Hasbún, directora del Museo de Historia y Archivo Histórico de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno, sumándose a los respaldos anteriores -el de un gran escritor, una destacada politóloga, un eximio académico, un reconocido dirigente cívico, un exitoso empresario y un ponderado colegiado- opinó del libro, con la agudeza que le caracteriza:

“El modelo de desarrollo cruceño, es un tema que genera pasiones (…) Tiene muchos detractores, alguno de ellos con argumentos y otros sencillamente lo niegan sin ningún fundamento (…) muchos han tratado de conceptualizarlo desde diversos abordajes, y este libro es un ejemplo de ello. Cuatro miradas a Santa Cruz desde distintas disciplinas académicas intentan analizar su modelo de desarrollo, comprender los factores que permitieron el progreso y la modernización y sobre todo descubrir los valores que han permitido que sea un modelo exitoso en el marco del Estado boliviano (…) Santa Cruz no es solo la primera economía de Bolivia, ni solo el departamento más poblado, es una sociedad y una cultura que ha sido capaz de articular un sistema de instituciones que a lo largo de más de cuatrocientos cincuenta años de historia ha sostenido su devenir y su incansable mirada hacia adelante. Sin el Estado, a pesar del Estado, contra el Estado y en escasas ocasiones con el Estado, la sociedad cruceña ha construido su presente y planifica su futuro (…) El esfuerzo colectivo de Barbery, Soruco, Rodríguez y Mendieta, es un ejemplo del modelo cruceño, que se replicó en este trabajo individual pero colaborativo”.

A buen entendedor, pocas palabras: el modelo de desarrollo cruceño goza de buena salud. Descargue el libro y compruébelo por Ud. mismo: www.ibce.org.bo