El lado de la desconfianza

0
44

Por fin pario la burra; hasta que el presidente Arce se dignó promulgar el decreto que fija la fecha del censo. Pero, ¿será suficiente? ¿Podremos confiar en la palabra del gobierno, así este puesto por escrito? Por supuesto que no, habría que ser muy ingenuo para creerles. Es triste decirlo, pero ellos se ganaron la desconfianza de la ciudadanía a pulso.

Estos crápulas que gobiernan nos creen idiotas. Piensan que todos respondemos a la lógica del palo y zanahoria (eso está bien para sus conmilitones masistas). Lo que pedimos no es una graciosa concesión de su majestad Tilin I. Exigimos un derecho y que se nos trate con respeto sin insultar nuestra inteligencia.

Lo ocurrido el viernes 10 en Santa Cruz, fue una cobarde agresión al pueblo cruceño, perpetrada por el lumpen masista y la policía boliviana, la institución más corrupta de un estado corrupto. Buenos para extorsionar y patear ciudadanos indefensos, pero incapaces de brindar seguridad a la sociedad. La criminalidad aumento en Santa Cruz desde que se llenó de pacos.

La ironía de todo esto es que, como buenos idiotas que son, pretenden matar a la gallina de los huevos de oro. Quieren el locro ¡ya! No se dan cuenta que si eso sucede, el día de mañana todo el país pasara hambre. ¿Se imaginan al flaco Borda administrando una empresa productiva? Tendría que trabajar ese parasito inútil, con el agravante de que, por su ineptitud, la llevaría a la quiebra en un santiamén.

Por otro lado, es muy triste el papel que están jugando los medios de comunicación estatales y para estatales. Mienten sin pudor alguno, y son muy torpes para mentir, además. En estos tiempos tan tecnológicos, donde cada ciudadano lleva una cámara en la mano, pretender engañar a la población no solo es absurdo, es estúpido. Hay pocas cosas más asquerosas que la obsecuencia con el poder. Y sus periodistas y opinadores se llevan el premio mayor a la obsecuencia

Ah, por si acaso algún obtuso y despistado masista cree que tengo algo que ver con Camacho, se equivoca. Y es que para estos tarados cualquiera que cuestione al gobierno es camachista, así de brutos son. Es más, me parece que Santa Cruz no se merece el liderazgo político que tiene: un alcalde corrupto y obsecuente. Y un gobernador que cuando habla, más hablan las hormonas que las neuronas.

Artículo anteriorEn el limbo
Artículo siguienteMéxico City blues
Inmediaciones es una revista digital cuyo objetivo es brindar información fidedigna, actual y verificada a partir de notas de prensa, artículos, reportajes, crónicas, ensayos e investigaciones; apoyar la democracia a partir de la difusión de artículos de análisis y opinión, y fomentar la cultura, brindando espacio a la literatura, poesía, reseñas, libros y otras expresiones literarias.