El envejecimiento de Silvio

0
380

Acá, casual, revisando los playlists y archivos de musiquita y ¿qué creen? Me encuentro con material en desuso perteneciente a mi época de adolescencia: Sí, Silvio Rodríguez. Bueno, no voy a negar que uno tuvo sus momentos con aquello de la trova, las guitarreadas y las utopías castroestalinistas pero, coño chico, hay que reconocer que hay cosas que envejecen mal. Silvio, entre ellas. Así pues estuve escuchando sus viejos temas de amor como Llueve otra vez, Óleo de una mujer…, Por quién merece amor, etc. y todas son muy buenas, muy elaboradas, muy difíciles y eso es lo que me cuestiona.

Para un cantautor que se dice de la revolución, para un man que glorifica la condición del pueblo y del humilde, para un comprometido con los pobres y humillados ¿por qué mierda optaría por componer versos indescifrables para los simples? Sus canciones no las entienden ni por San Putas el obrero, el campesino, el chófer o la barrendera, no lo digo por desmerecerlos a ellos sino porque es la realidad. Su música (y sus letras) son odiosamente elitistas, rebuscadas, inaccesibles. A mí me encantan, pero no sé que pensará de eso el compañero Tiburcio Foronda, digamos. Ergo, me viene a la cabeza pensar que este Silvio es un hipócrita.

En cuanto a sus canciones «sociales» y de tinte «revolucionarias» la cosa ya es patética. ¡Cuánto cliché, la puta madre! Igual que como se pone hasta el pedo de floripondio cuando imagina enanitos, angelitos del final y unicornios leprosos perdidos en su drogadicta testa. Ahí ya no me gusta mucho. Es más, no mamen, ahí es una especie de Frida Kahlo tratando de llamar la atención de Fidel Rivera.

O la joya del eufemismo patriarcal que me la recordó el Favio Javier Sandoval Lopez de ese tema Yo te quiero libre que a la letra dice así, a saber: «Yo te quiero libre,/como te viví,/libre de otras penas/y libre de mi» que cualquiera diría que es una canción feminista para conquistar a Silvia Federici, pero no, es no mas una forma elegante de decir: «Yo te quiero fuera de mi vida, right now, mother fucker». Pinche Silvio, envejeciste mal, carnal.