En la revista literaria SIGNO, N°12, Nueva época, del año 1983, de la ciudad de La Paz, se publicó esta reseña sobre el primer libro de Homero Carvalho Oliva, el cual cumple 37 años desde su publicación, Inmediaciones rescata esta reseña premonitoria:

“Entre los escritores que pertenecen a las nuevas promociones, Homero Carvalho demuestra amplia aptitud para describir ambientes y situaciones con óptica de pintor, perfilándose como uno de los mejores cuentistas, junto a René Bascopé Aspiazu”.

Acerca de Biografía de un Otoño[1] de Homero Carvalho

Heberto Arduz Ruiz

Al promediar 1983, año de índices regulares en orden a la producción bibliográfica nacional, salió a las calles Biografía de un otoño; volumen que reúne once cuentos y un epílogo de Homero Carvalho Oliva, natural de Santa Ana de Yacuma.

A modo de presentación la obra consigna Palabras íntimas, escrita por el progenitor del cuentista que ya tiene a su haber varias distinciones. Antonio Carvalho Urey – así se llama el de tal-palo – en frases emotivas da muestras de que maneja la pluma con acierto, sobre todo en cuanto respecta a descripción regional; de manera que Homero – el tal-astilla – tuvo a quien salir.

Apuntemos algo acerca de los cuentos más destacados. La creación es un sugestivo relato en el que, a base de brevísima descripción de la Biblia, en texto y contratexto, el autor glosa cuando acontece en San José, pueblecito dominado por el comerciante, el párroco y un clan familiar que por igual se apodera de ganado, mujer, tierra. El personaje rescatable será Carlos Morales, maestro de escuela que arriba al lugar “con su hoja de radicatoria expedida por el Ministerio de Gobierno, sus libros de enseñanza y sus ganas de no morir”

Cuento resume aspiraciones nobles que tienden a borrar los hitos fronterizos de los pueblos, que las guerras sean cosa del pasado y los hombres quiebren la diáspora y se unan. Una resolución “unánime” de la Asamblea de Naciones Unidas, da pábulo a que se concreten, en bien de la humanidad, tales propósitos. ¡Lástima que sea cuento…!

Joñiqui es uno de los relatos mejor logrados. Un opa de labios deformes desde su retiro en el monte, donde suele concurrir para fumar las colillas de los cigarros que encuentra. Movido por un pequeño desengaño en la calle, presencia la violación de una menor. Joñiqui revela el nombre del autor del delito, pero en el corrillo de los notables del pueblo se impone la amistad y se lo libera al delincuente de pena y culpa, sindicándolo a Joñiqui. Como consecuencia de la brutal golpiza que le es propinada, la señora vestida de negro y provista de una guadaña “lo observo unos instantes, puso un cigarro en sus labios deformes y sangrantes… y desapareció”. Así concluye este cuento en el que Carvalho con vivacidad describe el ambiente físico y psicológico de la ciudad tropical, haciéndolo de modo tan atrayente que uno continúa sumido en la lectura sin pausa y en espera de conocer el desenlace.

El trabajo que da título al libro, Biografía de un Otoño, es de introspección interna y se encuentra redactado en primera persona, enfocando aspectos de conciencia participativa en el proceso de cambio de la sociedad. Tras varios intentos de pretender alterar el sistema mediante conversaciones de la Universidad, o en medio de la bohemia desatada entre amigos, el personaje innominado al enterarse de un golpe de estado enfrenta a quienes “morirán sin comprender que la alegría comienza en el instante mismo en que tú cesas la búsqueda de tu propia felicidad para proporcionarla a los otros, a los demás”. Por su concepción y desarrollo mediante personajes invisibles que se muevensin embargoen una realidad visible, es el mejor de los cuentos recogidos.

Los temas que en general Carvalho elige como material para sus cuentos, son de marcado tinte de protesta, o de no aprobación del statu quo de los países del Tercer Mundo. ¿Será que al escribir respecto a lo nuestro, poniendo al descubierto los males del país – por más que los temas se aborden bajo el rótulo de “cuento” – se abrirá en perspectiva otra realidad que mejore la situación actual? La respuesta queda en manos del lector.

“Entre los escritores que pertenecen a las nuevas promociones, Homero Carvalho demuestra amplia aptitud para describir ambientes y situaciones con óptica de pintor, perfilándose como uno de los mejores cuentistas, junto a René Bascopé Aspiazu”.


[1] Imprenta y Librería “Renovación”. La Paz, 1983. 93 págs