Arenavirus: horas de desinformación e incertidumbre

0
480

El rebrote de arenavirus que causó pánico en La Paz, ahora se apodera de Cochabamba. Horas de desinformación ante un rumor que se desató en el Hospital Viedma fueron suficientes para sembrar dudas y temor en la población. Hace dos días, el comportamiento inusual del personal de salud en el hospital Viedma desató las sospechas en gente que estaba por la zona.

De inmediato comenzaron a circular cadenas de WhatsApp alertando sobre la llegada de personas con arenavirus al nosocomio. La situación se salió de control al punto que el Ministerio de Salud tuvo que emitir un comunicado asegurando que se trataba de un simulacro de triaje y ruta crítica para la atención a posibles casos con fiebre hemorrágica. Pero hasta entonces ya habían transcurrido varias horas. Pero la situación no terminó en esa jornada, ayer un grupo de padres de familia de una escuela aledaña al área de Infectología del Hospital Viedma salieron a bloquear las calles exigiendo que se asuman medidas de prevención por el “temor al arenavirus”.

Es necesario comprender que el tema de salud es sensible en todos los sentidos. Un escenario de desinformación alimentado por noticias falsas y fuentes oficiales sanitarias cerradas solo agudizan el panorama. Es obligación de las autoridades del área de salud del país informar constantemente y con datos fidedingnos sobre la evolución de esta infección en Bolivia.

No es suficiente salir a dar conferencias periódicas o emitir comunicados por las redes sociales para apaciguar a la gente. Pero, por otra parte, la población debe reflexionar su accionar y no contribuir a la desinformación compartiendo material que no fue verificado con las fuentes correspondientes.