Imborrable

Por los que quedaron en espera,

Sin velorios. Sin entierros.

Imborrable,

la historia de la distancia.

Tiene rostros,

desaparecidos,

de muertos,

de imagen sórdida,

siniestra.

Una gota.

Otra gota.

Llueve

¡La desesperanza!

Instantánea

Un poco de muerte

Habita en las sombras.

Fútil aleteo.

Débil.

Sin luz.

Sin Dios.

Era otro siglo

Era otro siglo.

         Lleno de recuerdos.

Era la patria,

        Multiplicada:

        Un amor,

        Una bandera.

Sin mínimos.

Sin distancias.

La nave va

Verdad

el dolor sin espera.

Sin esperanza.

Volar lejos

volar.

Ser piedra.

Pajarito

ó impío,

enamorado.

Cazador sin tiempo,

Bucólico,

Llora,

Ríe,

Llora,

Desnuda la vida.

Un sí.

Un no.

El paraíso.

Había una vez…

Un perro.

Una casa.

Un gato.

una fantasía

De nada.

De lata.

Era aire,

sin cuerpo,

sin voz.

Era aire

Siete palabras

Siete palabras.

¿Qué dirán?

Una lágrima.

Perdida.

Sin alas,

Casi desierta.

Entre dos lunas.

Una boca

Callada,

Sin ganas.

Postergada.

Una habitación.

Sin alma

En silencio.

Existe una imagen;

En el espejo:

La mía.

(Tomado de la Antología de poetas bolivianos contemporáneos, edición de Homero Carvalho Oliva, publicada en Madrid, España, por la Editorial Amargord en el año 2017. Una selección que cumple el propósito de difundir la poesía boliviana en el exterior).

Alejandra Barbery, Santa Cruz de la Sierra, 1973. Poeta, gestora cultural y artista plástica, ha participado en Breve Poesía cruceña y en el libro Tres al hilo junto a Alfredo Rodríguez y Oscar Gutiérrez, está incluida en la antología Poetas del Oriente boliviano y en otras antologías nacionales y extranjeras. Ha publicado el poemario Ánima (2016); como artista plástica firma con el seudónimo María Zanutti y ha participado de varias muestras individuales y colectivas.