Alex A. Chamán Portugal

¿Por qué abordamos como temática principal, en este trascendente evento de la CONALL, “El papel de los intelectuales en el Siglo XXI”?

Porque consideramos que en la actualidad los intelectuales, en general, presentan una precaria formación científica y humanista. La sociedad actual, tal como se desenvuelve, ha logrado transitoriamente la no irrupción de filósofos, economistas, literatos, historiadores, sociólogos, etc.

A lo largo de la historia de la humanidad los intelectuales se caracterizaron por abordar la realidad y sus expresiones de manera sólida y profunda, por ende prevalecía lo multilateral a lo unilateral. Puede apreciarse que buena parte de los intelectuales han sido desplazados de importantes escenarios para ser reducidos a superficiales conversaciones interpersonales o citados en ciertas tertulias.

El sistema económico, social y político vigente viene sembrando un desinterés general por la verdadera cultura y sus manifestaciones, y logra imponer el espectáculo y entretenimiento acorde a sus necesidades e intereses.

Las nuevas tecnologías de la información y comunicación junto a la televisión, tal como están diseñadas por las clases sociales dominantes, coadyuvan a desalojar a los intelectuales serios de la dinámica cultural.

En términos críticos podemos aseverar que los intelectuales forman parte de la pequeña burguesía, situación material concreta que determina que éstos sean oscilantes ideo-políticamente. En tanto asumen la función social de ser gestores de productos ideológico-culturales y ser parte de una sociedad clasista, inevitablemente se adscribirán a proyectos históricos de las clases sociales dominantes o dominadas. Esto implica que puedan convertirse en la conciencia del pueblo o en mercenarizarse y vender su alma a los verdugos de él. ¿Por qué planteamos esta cuestión? Porque el Siglo XXI deja al descubierto que la mayor parte de los intelectuales lamentablemente al tomar partido por el statu quo se convierten en serviles y decadentes, puesto que terminan mercatilizando sus capacidades cognoscitivas y habilidades literarias. A esto podríamos agregar que la creación cultural al ser reducida a una mercancía viene siendo convertida en un producto de consumo más.

¿Cuál es el papel de los intelectuales en el Siglo XXI?

En una sociedad dividida en clases sociales resulta imposible sustraerse de la misma, eso explica por qué toda idea lleva una identificación con tal o cual clase. Esto se constituirá en el aspecto central por cuanto guiará no solo el pensar sino también el actuar, por consiguiente su labor intelectiva. Eso conlleva que tiene la plena facultad conciencial de constituirse en creadores de productos ideológico-culturales para reproducir la explotación y opresión o ser forjadores de la emancipación transformando estructuralmente la sociedad.

Asimismo, lo anterior nos permite plantear que no existe la “neutralidad valorativa”, la “inteligentzia neutra”. ¿Por qué? Porque sencillamente al ser creadores de productos ideológicos-culturales necesariamente expresaran las demandas económicas, sociales y políticas desde la perspectiva del proyecto histórico al que se adhieren.

Referirse a los intelectuales implica ineluctablemente aludir a diversas posiciones ideopolíticas, pudiendo ser ultraderechistas (conservadores, neoliberales), centro derechistas (social liberales), centro izquierdistas (socialdemócratas) y la izquierda revolucionaria (Marxistas consecuentes). En las últimas décadas han surgido otras categorías políticas como indigenistas, ambientalistas, antiglobalizadores, ecologistas políticos, feministas, homosexuales, etc., quienes en general se sitúan en el centro.

¿Cuál la importancia de los intelectuales en una sociedad clasista?

-Tienen la capacidad de influir en dirigentes y militantes de una organización política y clases sociales politizadas.

-Pueden legitimar y hacer propaganda a favor de un régimen, gobierno, liderazgo, organización política.

-Están facultados para efectuar un estudio objetivo acerca de la situación económica, social, política de una realidad social concreta.

-Pueden elaborar estrategias a favor de regímenes, organizaciones sociales y políticas, dirigentes y  líderes.

-Tienen la capacidad de organizar y ser parte en la educación ideopolítica de los miembros de una organización política.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here