La posición social de los padres tiene hoy tanta influencia sobre el futuro de una persona como hace 50 años, según las conclusiones preliminares de un informe del Banco Mundial de próxima aparición, titulado Fair Progress? Educational Mobility Around the World (¿Progreso justo? La movilidad educativa en el mundo). Cuando se cumplen 25 años de la institución del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, la entidad alertó sobre la falta de avances que se observa desde la década de 1960 en un área crucial para reducir la pobreza y la desigualdad y promover el crecimiento.
El documento preliminar, difundido hoy, ayuda a unir las primeras piezas del rompecabezas de la movilidad económica y se centra de lleno en el modo en que la educación de una generación puede determinar el éxito de la siguiente. Esto pone de relieve la importancia de que las políticas públicas establezcan condiciones equitativas, de modo que todos los niños y las niñas, sin importar la situación de sus padres, puedan desplegar todo su potencial. En el informe completo, que se dará a conocer a principios de 2018, se ampliará el análisis y se examinarán los factores que impulsan la movilidad de ingresos, incluida la función que desempeñan los mercados y las fuerzas más generales de la transformación económica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here