Primer proyecto fue planteado por el Poder Ejecutivo. El planteamiento recibió 64 votos a favor, cuatro en contra y tres abstenciones

El Congreso de la República aprobó la noche del jueves el uso medicinal del cannabis (marihuana) y sus derivados, luego de una semana de haber pasado a debate por el pleno del Parlamento.

Con una asistencia de más de 70 parlamentarios, el proyecto de ley recibió una votación a favor de 64 votos, cuatro en contra y tres abstenciones. La ley fue exonerada de pasar a segunda votación.

Esta iniciativa fue debatida con dos dictámenes, uno formulado por la Comisión de Defensa y otro por la Comisión de Salud del Congreso de la República.

La semana pasada el proyecto fue aprobado por la Comisión de Salud y Población. Y este jueves, desde las 5:00 p.m. la iniciativa para legalizar el uso medicinal de los derivados de la marihuana pasó a ser debatido por los parlamentarios.

Además, la Comisión de Defensa Nacional le dio luz verde por unanimidad al proyecto enviado por el Ejecutivo el último 17 de setiembre.

Durante el debate, algunos parlamentarios pidieron la exoneración de responsabilidades penales para las personas procesadas judicialmente por promover el uso del cannabis medicinal. Otros, como el congresista Bienvenido Ramírez, reiteraron su rechazo a este proyecto de ley.

Durante el debate en la Comisión de Salud, Ramírez había sostenido que existe una intención de usar la propuesta como “fachada”, pues se estaría “dando puerta abierta al narcotráfico”.

La norma aprobada plantea, entre sus diferentes disposiciones, establecer un registro de pacientes y usuarios del cannabis en la que se señale información de la enfermedad, del médico tratante, la dosis y la frecuencia del tratamiento para el paciente.

Marihuana medicinal: ¿Qué permite el proyecto de ley 982/2016?

En el Perú quedaría autorizada la producción, importación, comercialización y el uso informado de productos derivados del cannabis con fines exclusivamente medicinales. La Comisión de Defensa aprobó el proyecto de ley haciéndole algunas modificaciones a la propuesta original del Poder Ejecutivo, entre ellas, que se permita el cultivo y la producción en el Perú (y no solo su importación como inicialmente se planteaba) bajo estricto control de la autoridad sanitaria.

¿Quién fabricaría productos derivados del cannabis?

Se otorgarían licencias a los laboratorios químico-farmacéuticos debidamente constituidos. Dichas entidades deben cumplir estrictas regulaciones que son aplicadas y supervisadas por el sector Salud. También pueden obtener la licencia, para fines de investigación científica, el Instituto Nacional de Salud, universidades, hospitales y clínicas. Solo las entidades autorizadas pueden cultivar marihuana; el resto de cultivo se incinerará sin perjuicio de las responsabilidades penales.

¿Qué tipo de productos derivados podrían fabricarse?

Los aceites y las pomadas de cannabis son las presentaciones más usuales, explica el pediatra Alberto Gayoso, presidente del Comité de Medicamentos del Colegio Médico del Perú. Existen laboratorios internacionales que producen cápsulas, pero son medicamentos costosos.

¿Se llevará un registro de los pacientes?

El proyecto plantea que los usuarios de productos derivados del cannabis están obligados a registrarse ante la autoridad competente, que deberá ser señalada por el Ejecutivo cuando se reglamente la ley. En este registro, deberá describirse la dolencia o enfermedad, el tipo y cantidad del producto que usa, y datos del “médico tratante especializado”.

Sobre este punto, Gayoso dijo que en el Perú no existe una especialidad en cannabis y podrían pasar dos años para que se concrete. “El proyecto debe modificarse para que médicos con una certificación puedan recetar”, dice. Agrega que su institución capacitó este año a 22 médicos sobre estos tratamientos.

¿Se despenalizará la posesión de los derivados del cannabis?

El proyecto plantea modificar el artículo 299 del Código Penal para precisar que no será delito la posesión de derivados de cannabis con fines medicinales, siempre que sea la cantidad necesaria para el tratamiento recetado.

A propósito de este punto, el martes el Ministerio Público formalizó denuncia contra Ana Álvarez Rudas por la incautación de 5 kilos de marihuana en un laboratorio clandestino en San Miguel. Según la asociación Buscando Esperanza, esa cantidad de marihuana decomisada tenía fines medicinales. El congresista Alberto de Belaunde señaló que existe una figura penal que la exime de responsabilidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here